Público
Público

Rivera, a Rajoy: "A la política se viene llorado de casa"

El líder de Ciudadanos pide "sentido del humor" al presidente en funciones, a quien acusa de haber pasado los últimos cuatro años "leyendo el Marca".

El presidente de Ciudadanos y candidato de este partido a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera, participa en un almuerzo coloquio en el Club Siglo XXI. EFE/Sergio Barrenechea

PAULA DÍAZ

MADRID.- Pablo Iglesias es el 'jeta' que nunca paga el café, pero no es el único vilipendiado en el vídeo electoral de Ciudadanos. Mariano Rajoy es el presidente que, en los últimos cuatro años, no ha hecho nada más que "leer el Marca", una afirmación que ha molestado en Moncloa.

La vicepresidenta en funciones ha pedido "respeto" para el todavía jefe del Ejecutivo, ante lo que Albert Rivera ha respondido tajante: "A la política se viene llorado de casa", espetó en un encuentro electoral con militantes celebrado en el Club Siglo XXI. "La España en serio -dijo en alusión al lema de los conservadores- no significa que no puedan reír de vez en cuando", siguió ironizando.

Ademas, recordó los motes y calificativos varios que él recibió desde las filas populares: desde "veleta" a "naranjito", casi todos acuñados por el portavoz del grupo en el Congreso, Rafael Hernando, de quien Rivera ha dicho que es difícil de "aguantar". "Yo me reí. Otros tienen la piel muy fina cuando se trata de humor, pero luego se ríen de todos nosotros aprobando amnistías fiscales", sentenció ya en tono más serio.

Y es que Rivera sigue en su guerra abierta contra el PP, de cuyo electorado pretende seguir arañando votos. Así, criticó abiertamente la propuesta de Rajoy para bajar los impuestos el próximo año. "¿Alguien se va a creer eso? Dijo lo mismo en 2011 y los subió", recordó el presidente de C's, al tiempo que mitineó prometiendo recalcular "el agujero" dejado por el Gobierno en los presupuestos e intentar poder bajarlos "a final de legislatura".

Del mismo modo, incidió en la inacción de Rajoy cuando "dijo no al rey", una cuestión que, dijo, "estuvo a punto de llevarnos al bloqueo institucional". En este sentido lanzó un debate al aire sobre la conveniencia de reformar la Constitución para "solventar el vacío existente en cuanto al no plazo fijado para desbloquear la situación si no hay una votación de investidura".

Un debate que aseguró querer abrir con el resto de partidos, del mismo modo que propuso el 'pacto antisillones' para que haya legislatura cuanto antes. Un reto lanzado a Rajoy y Pedro Sánchez pero, sobre todo a Pablo Iglesias, a quien acusó de "no querer un Gobierno, sino vicepresidencias y CNIs".

En su ataque contra la "pinza PP-Podemos" ("inmovilismo-populismo"), Rivera volvió a incidir en la incapacidad de Rajoy para regenerar la vida política, así como en la asociación Podemos-Venezuela. "No he recibido ninguna crítica (por su visita a Caracas de la semana pasada) de ningún votante de PP, PSOE y C's, solo de Podemos", comenzó tras afirmar -entre aplausos de los comensales- que su viaje fue "de lo mejor" que ha hecho en su vida. "Nosotros fuimos a ayudar, no a pedir dinero", repitió su mantra de la semana pasada. "Hay que preocuparse por lo que pasa. Europa tiene que saber que allí viven una crisis humanitaria", zanjó. "Es mejor que hablen de uno por lo que hace que quedarse sentado leyendo el Marca", volvió a atizar a Rajoy.

Por último, presumió de haber contribuido a cambiar la politica española utilizando como ejemplo la petición, por parte de la Guardia Civil, de investigar al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez. Allí gobierna el PP con apoyo de Ciudadanos. "Si hay imputación, deberá abandonar el cargo y el escaño. Eso es lo que está en el pacto anticorrupción y si no se cumple, se rompe el acuerdo", amenazó. "Eso ha cambiado: los ciudadanos ya nompreguntan al gobierno en estas situaciones. Preguntan a Ciudadanos qué va a hacer porque somos la llave. Si alguien resulta imputado, ahora ya sabe lo que tiene que hacer", concluyó.

Más noticias de Política y Sociedad