Público
Público

Rodrigo Rato Rato abandona la prisión de Soto del Real tras obtener el tercer grado

El expresidente de Bankia y exvicepresidente del Gobierno, a quien este jueves se le ha concedido el tercer grado bajo control telemático, agradece a sus compañeros del módulo 10, a la salida de la prisión madrileña, a quienes les desea "suerte, justicia y libertad".

El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Rodrigo Rato abandona este viernes la prisión de Madrid en la que cumplía condena por el uso indebido de tarjetas de crétido desde octubre de 2018, tras haber obtenido el tercer grado que le permite
El ex director gerente del Fondo Monetario Internacional Rodrigo Rato abandona este viernes la prisión de Madrid en la que cumplía condena por el uso indebido de tarjetas de crédito desde octubre de 2018. /EFE/Rodrigo Jiménez

efe /Público

El expresidente de Bankia y exvicepresidente del Gobierno con el PP de Aznar, Rodrigo Rato, ha abandonado la prisión madrileña de Soto del Real, en la que cumplía condena por el caso de las tarjetas "black" desde octubre de 2018, tras haber obtenido el tercer grado que le permite salir de la cárcel mediante control telemático.

Tres días después de conocer la sentencia que le absuelve por la salida a Bolsa de la entidad bancaria que dirigió, el también exdirector del Fondo Monetario Internacional abandona la prisión de Soto del Real con agradecimientos hacia sus compañeros del módulo 10 a quienes les desea "suerte, justicia y libertad".

De igual forma, Rato también quiso agradecer a los funcionarios del Soto del Real, por "su profesionalidad y humanidad", y destacó la labor del "Padre Paulino y de las personas que le acompañan", que hacen un trabajo "espléndido por los reclusos".

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional concedió el jueves este régimen de semilibertad porque Rato había cumplido desde el pasado diciembre más de un cuarto de su pena de cuatro años y medio y esta misma semana fue absuelto por la salida a Bolsa de Bankia, otro de sus frentes judiciales.

El ex director gerente del FMI pidió públicamente perdón por las tarjetas "black" en el momento de ingresar en prisión, el 25 de octubre de 2018, pero siempre defendió su inocencia en la salida a bolsa de Bankia, con el argumento de que la operación contó con el visto bueno de todos los supervisores.

Una vez absuelto de la acusación por la salida a bolsa de Bankia, el magistrado José Luis Castro admitió el recurso que Rato interpuso en julio contra la denegación del tercer grado, y justificó haber esperado a la sentencia para resolverlo teniendo en cuenta que la Fiscalía pedía para él hasta ocho años y medio de pena por estafa de inversores y falsedad contable.

Su avanzada edad, 71 años, le permitiría, si se dan los requisitos legales, obtener la libertad condicional

El juez tuvo en cuenta, entre otros factores, para concederle la semilibertad que ya ha hecho frente a la responsabilidad pecuniaria derivada de su condena a cuatro años y medio de cárcel por las "tarjetas black", y tiene en cuenta que pidió perdón de forma voluntaria, pública y notoria antes de su ingreso en prisión.

Entre los factores positivos para la concesión del tercer grado, el juez incluía también el hecho de que Rato haya disfrutado de permisos de salida sin incidencias y el bajo pronóstico de reincidencia del preso.

Además, su avanzada edad, 71 años, le permitiría, si se dan los requisitos legales, obtener la libertad condicional por la causa de las tarjetas "black", así como por las enfermedades coronarias que padece.

Más noticias de Política y Sociedad