Público
Público

Sánchez acaba con las especulaciones: no habrá elecciones generales durante 2018

Al dispararse la rumorología por la celebración del Consejo de Ministros en Sevilla el 26 de octubre, desde La Moncloa se quiso zanjar definitivamente el asunto.  En todo caso, el presidente, solo tenía ya hasta el 23 de octubre para adelantarlas

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la última reunión que celebraron en Moncloa / EFE

No habrá elecciones generales en 2018 y Pedro Sanchez se comerá el turrón en La Moncloa. Fuente del Gobierno aseguraron este jueves que el presidente del Gobierno tiene completamente descartada esta posibilidad, que todavía se barajaba en algunos círculos políticos e, incluso, entre algunos dirigentes socialistas que no veían con malos ojos la convocatoria electoral a final de año.

La posición de Sánchez de no convocar elecciones, que también recogió la agencia pública Efe de fuentes de La Moncloa, se quiso explicitar claramente este jueves tras dispararse la rumorología al conocerse que se iba a celebrar un Consejo de Gobierno en Sevilla el próximo 26 de octubre.

Las especulaciones de que ese día podría anunciarse el adelanto electoral e, incluso, hacerlo coincidir con las elecciones andaluzas -algo totalmente descartado- llevaron al Gobierno a despejar definitivamente esta posibilidad.

No obstante, era más que improbable que Sánchez hubiera tenido ni un minuto en la cabeza la celebración de elecciones este año. Además, el presidente del Gobierno ya tenía un margen muy pequeño de actuación para que hubiera elecciones en 2018 y,  prácticamente, sólo le quedaba la posibilidad de convocarlas el 23 de octubre -fecha en la que se debería publicar en el BOE la cita electoral- para que pudieran celebrarse el domingo 16 de diciembre.

Fuentes cercanas al presidente del Gobierno indicaron que Sánchez sigue empeñado en gobernar y en hacer reformas, que no le preocupa nada el peculiar ultimátum de Quim Torra y que sigue viendo margen para llegar a acuerdos.

Es más, con la presentación de los Presupuestos Generales entre finales de noviembre y diciembre, lo que prolongará la negociación política a febrero o marzo de 2019, hace también descartar cualquier posibilidad de elecciones al inicio de la próxima primavera, se aprueben o no se aprueben los Presupuestos.

La otra posibilidad que ahora se abre es que, de no aprobarse los Presupuestos, Sánchez pueda convocar las próximas elecciones el último domingo de mayo, coincidiendo con las municipales, autonómicas y europeas, pero es algo a lo que se oponen radicalmente los barones territoriales del PSOE que quieren que sus comicios autonómicos tengan identidad propia y se aborden los problemas de sus territorios.

A esto hay que añadir que algunos creen que saldrían perjudicados electoralmente si se diera una convocatoria también de ámbito nacional, por muy bien que le den ahora las encuestas del CIS a los socialistas.

Aunque fuentes del Gobierno aseguran que el objetivo político de Sánchez sigue siendo llegar hasta 2020, otro escenario será tras el verano cuando tenga que presentar unos nuevos Presupuestos. Ahi sí cobra fuerza la posibilidad de adelantar las elecciones a finales del año 2019, aunque algunos dirigentes consultados apuntan que de darse estas circunstancia ya se podrían convocar a principios de marzo de 2020, "lo que ya técnicamente no se considera un adelanto electoral"; comentó irónicamente un destacado dirigente del partido.

Lo único seguro, de momento, es que Pedro Sánchez por primera vez desde que llegó a la Secretaría General del PSOE tendrá un año sin ninguna cita electoral... salvo que convoque Susana Díaz.