Público
Público

Sánchez desvelará sus planes al Comité Federal si hay una investidura fallida de Rajoy

Ferraz evitó reunir al cónclave socialista para ratificar las listas gallegas y vascas, argumentando que se habían adelantado estas elecciones,

Publicidad
Media: 3.63
Votos: 8

Si finalmente la investidura falla, el PSOE tiene que analizar los diferentes escenarios antes de ir a unas terceras elecciones. EFE/ALBERTO ESTÉVEZ

MADRID.— Tras media docena de Comités Federales en lo que va de año, parece que los socialistas siguen queriendo reunirse mucho. Pero no será antes de la investidura de Mariano Rajoy prevista para la próxima semana, algo que Ferraz ha querido evitar a toda costa, para no tener más divisiones contra el “no” que pretenden mantener frente Rajoy la próxima semana.

De hecho, estatutariamente casi estaba obligado a convocar al Comité Federal para ratificar las listas y candidaturas de las elecciones vascas y gallegas, pero la dirección federal se ha saltado el trámite argumentado que ambos comicios se han adelantado. Las listas ya se han presentado y, por tanto, la posibilidad se ha esfumado. Así que, de momento, no hay Comité Federal a la vista. “Pero, tranquilidad, que lo habrá”, aseguran fuentes de Ferraz, pero una vez que se sepa qué pasa en la primera investidura de Mariano Rajoy.

Ferraz entiende que si es una investidura fallida, el PSOE tiene que analizar los diferentes escenarios antes de ir a unas terceras elecciones, y ahí se abren muchas posibilidades. Algunos barones apuntaron este lunes que si eso ocurre los socialistas deberían volver a replantearse en el máximo órgano del partido el “no” a Mariano Rajoy, como dijo Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha.

Si Rajoy fracasa, Sánchez tiene su plan “b” y lo expondrá y lo defenderá ante los máximos dirigentes de su partido, pero no contempla votar al PP en ningún caso.

Sin embargo, algunas fuentes apuntan que las intenciones de Pedro Sánchez, ni en la primera, ni en una hipotética segunda investidura de Rajoy, van por ese camino. Dichas fuentes aseguran que si Rajoy fracasa, Sánchez tiene su plan “b” y lo expondrá y lo defenderá ante los máximos dirigentes de su partido, pero que no contempla votar al PP en ningún caso.

De este plan “b” o de su propuesta nada se sabe hasta el momento, pero se asegura que Sánchez ahí quiere jugar todas sus bazas, bien para intentar presentarse otra vez con mayor margen de actuación que la anterior ocasión, o bien para dar por hecho que hay que dirigirse ya a elegir en unas primarias el candidato del PSOE a las terceras elecciones. Sánchez parece decidido que en ningún caso gestionará una “abstención” que permita gobernar a Mariano Rajoy. Ahí estará el pulso.

Otras fuentes, sin embargo, apuntan que Sánchez no está tan fuerte y que claudicará. En la primera investidura de Mariano Rajoy, o en la segunda. Y califican de “locura” que tuviera la más mínima intención de intentarlo él con sólo 85 diputados y apoyado en partidos independentistas, algo que oficialmente desde Ferraz se niega. La otra vía es que quiera volver a intentarlo con Podemos y Ciudadanos, algo que se antoja imposible.
Lo que parece seguro es que a una semana del inicio de la investidura de Rajoy, el PSOE se mantiene firme en el “no” y, por la bancada socialista, no se prevén sorpresas. Sánchez se reunirá con Rajoy si éste le vuelve a llamar, pero será sólo para reiterarle la misma posición expresada hasta ahora

El líder del PSOE, de momento, se ha salido con dos de su tres objetivos en esta primera etapa tras el 26-J: que Rajoy se presentase, que haya fecha de investidura… y, le falta el tercero, que la investidura sea fallida.

Más noticias en Política y Sociedad