Público
Público

Sánchez incorporará a ministros a su próxima Ejecutiva y cambiará los Estatutos

Félix Bolaños y Pilar Alegría estarán en la dirección del partido. Ximo Puig dice que el Congreso debe consolidar "una etapa de la socialdemocracia". Lastra destacó que el 40 Congreso Federal del PSOE "es el de la unidad".

Un Congreso del PSOE como oportunidad única
Imagen de la reunión de uno de las últimas Ejecutivas del PSOE.  EFE

Pedro Sánchez incorporará a miembros de su Gobierno en la Ejecutiva Federal, aunque sin área concreta, y se da por hecho que en el dirección del PSOE estará el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños; y la ministra de Educación, Pilar Alegría.

Sánchez, de esta forma, quiere crear un nexo de unión entre el partido y el Gobierno que no se dio en la última etapa. De hecho, uno de los objetivo del 40º Congreso es mejorar las funciones entre el PSOE y La Moncloa y dar más protagonismo al mensaje de Ferraz.

Adriana Lastra no quiso dar la confirmación oficial de ningún nombre de posibles ministros que se incorporen a la dirección del partido, pero sí aseguro que los Estatutos del PSOE se cambiarán para exceptuar algunos casos, ya que hasta ahora contemplan que cada persona tuviera un solo cargo.

Las palabras de Lastra fueron las primeras que abrieron el 40º Congreso Federal del PSOE, tras presentar este viernes, junto a Santos Cerdan y Ximo Puig este viernes las instalaciones de la Feria de Valencia, donde se celebrará el cónclave socialista hasta el domingo.

Asimismo, Lastra confirmó que también estarán en la dirección del PSOE Javier Izquierda, María Llanos Castellanos y Javier Izquierda, pero dijo que el equipo completo que dirigirá al partido no se conocerá hasta el sábado por la noche.

Lastra incidió en su primer mensaje que este Congreso del PSOE será el de la unidad, admitiendo que el partido ha pasado momentos de debates tensos y difíciles. Aseguró, además, buscar un nuevo impulso para la socialdemocracia. En este sentido, Ximo Puig dijo que el objetivo "es que haya una etapa socialdemócrata".

El Congreso comenzó en un ambiente de máxima tranquilidad interna, como se conocía hace años en el PSOE. Asistió todo el Gobierno, incluido los no afiliados. Y todo se dieron un baño de multitud entre los más de mil delegados socialistas acreditados.

Más noticias