Público
Público

Sánchez prescinde de los principales dirigentes de las ejecutivas de Zapatero y Rubalcaba 

El líder del PSOE jubila de la primera línea política a José Blanco, Elena Valenciano, Óscar López, Antonio Hernando, María González Veracruz, Purificación Causapié, Ramón Jáuregui, Enrique Guerrero o José Andrés Torres Mora. Sólo Patxi López y el insustituible Hugo Morán se mantienen en la dirección federal del partido y seguirán teniendo un cargo electo

Publicidad
Media: 4
Votos: 5

Alfredo Pérex Rubalcaba con Elena Valenciano. EFE

¿Renovación o purga? Se utilice la palabra que se utilice lo que es incontestable es que Pedro Sánchez ha jubilado de golpe de la primera línea política a casi la totalidad de los principales dirigentes socialistas que conformaron los equipos de José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba cuando estuvieron al frente del PSOE:

De hecho, de la última Ejecutiva de Zapatero en el 2008 y de la única que hizo Rubalcaba en 2012 -que suman juntas más de 50 miembros- sólo se mantienen en la actual dirección del PSOE Patxi López y el insustituible Hugo Morán, que lleva once años.

De todos ellos, algunos dejaron la política activa hace algunos años, como el ex ministro Jesús Caldera o las ex ministras Leire Pajín o Trinidad Jiménez, y el ex diputado navarro Juan Moscoso. Pero, en la mayoría de los casos han sido apartados por Pedro Sánchez, que no ha querido contar con ellos en esta etapa.

Los ejemplos más evidente son los de las dos personas que ocuparon la Vicesecretaría general del PSOE, José Blanco y Elena Valenciano, que por decisión de Sánchez no repiten como eurodiputados, ni van en ninguna candidatura a las próximas elecciones.

También quedan fuera de la primera línea política otros dos políticos que fueron la columna vertebral de la dirección política en la etapa de Rubalcaba: Antonio Hernando y Óscar López, que llegó a ser secretario de Organización.

Aunque López y Hernando fueron amigos personales de Sánchez, lo acontecido en Comité Federal del 1 de octubre acabó con la relación personal y, ahora,con la carrera política de ambos. Hernando ya anunció a Público que abandona la política activa, mientras que López, que sí fue agraciado con la nada despreciable “pedrea” de la presidencia de Paradores, supo desde el primer momento que no iba a volver a las Cortes ni como diputado ni como senador.

Otra situación similar es la de la diputada por Murcia, María González Veracruz, a quien Rubalcaba potenció en su etapa. Recientemente anunció que “se excluía” de las listas a Congreso y Senado después de saber por boca de su secretario general que no contaba con ella.

También es llamativo el caso de Purificación Causapié, “número cuatro” en la dirección socialista con Rubalcaba, quien asumió la Portavocía del Ayuntamiento de Madrid tras la sustitución de Antonio Carmona, pero que nunca se contó con ella como posible candidata a la Alcaldía de Madrid. A falta de confeccionar las listas por la capital y a la Comunidad, aún desconoce su futuro político.

Y tampoco repetirá como diputado por Málaga, el que fuera ex jefe de Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero en el partido, José Andrés Torres Mora.

También Ramón Jáuregui, al que llevó Rubalcaba a la Ejecutiva Federal, anunció hace unos meses su retirada de la primera línea política, al igual que el ex secretario de Estado, Enrique Guerrero. Y, aunque ambos dicen que se van por voluntad propia, no son pocos los que opinan que tomaron esta decisión al ser conscientes de que no se contaba con ellos.

Se da la casualidad, o no, se da la circunstancia que todos ellos no apoyaron a Pedro Sánchez en las primarias a la Secretaría General del PSOE y, en la mayoría de los casos, hicieron campaña activamente por la candidatura de Susana Díaz.

Pero sea por la razón que sea, Sánchez, además de renovar el 86% de las listas al Senado y el 80% de las listas al Congreso, sí ha decidido prescindir de casi todo lo que representó al PSOE en la última década. Ya nadie puede poner en cuestión que hay un nuevo PSOE.

Más noticias en Política y Sociedad