Público
Público
observatorio continuo de key data

Sondeos: Feijóo acumula todo el voto de la derecha y repetiría mayoría absoluta en las elecciones gallegas 

El hundimiento de la coalición En Común/En Marea, que perdería más de la mitad de sus votantes y de sus escaños, sería el cambio más importante de las próximas elecciones autonómicas en Galicia, según las estimaciones de Key Data para Público, y esa fuga de votos de izquierda colocaría al PSdeG como líder de la oposición y relanzaría al BNG a la tercera plaza.

Estimaciones de Key Data para las autonómicas gallegas de julio, comparadas con los resultados de 2016.
Estimaciones de Key Data para las autonómicas gallegas de julio, comparadas con los resultados de 2016.

El retraso de las elecciones gallegas le ha sentado bien a Alberto Núñez Feijóo porque con su gestión de la emergencia causada por la pandemia –y su negativa a aliarse con Ciudadanos– ha logrado conservar prácticamente todos los votantes de la derecha en Galicia y va a dejar a Vox en esa comunidad como extraparlamentario, con un 3% raspado de los votos. Asimismo, el PSdeG ha recuperado a muchos votantes de izquierda, ante la división de las Mareas, que también provoca el resurgimiento del Bloque Nacionalista Galego (BNG).

Al menos, éstas son las estimaciones del gabinete demoscópico Key Data para Público tras un desk research en el que ha analizado y ponderado los resultados de las siete grandes encuestas preelectorales en Galicia. Según ese Observatorio Continuo, el PP revalidaría la mayoría absoluta en el Parlamento de Santiago, aunque podría perder un escaño en Ourense, y así Feijóo igualaría el récord que estableció Manuel Fraga.

El dominio absoluto de la derecha gallega por parte de Feijóo condenaría a C's casi a la desaparición 

Ese dominio absoluto del electorado derechista gallego por parte de Feijóo condenaría a Ciudadanos casi a su desaparición en Galicia, con no más del 1,6% de los votos válidos, ya que sus votantes se pasarían a las filas del PP o regresarían al redil socialista, adonde también volverían muchos de los que votaron en 2016 por la disgregada coalición de Unidas Podemos: IU, Anova, y Mareas locales, que concurre bajo las siglas de Galicia en Común y tendría menos de la mitad de los votos y de los escaños que obtuvo En Marea hace cuatro años.

El otro gran beneficiado de esa fragmentación de la izquierda gallega sería el BNG, que casi duplicaría sus números de votos (+87,23%) y de escaños, pasando de seis a once parlamentarios autonómicos, como se puede ver en la siguiente tabla completa de estimaciones de Key Data, comparadas con los resultados de hace cuatro años:

Estimaciones de Key Data para las autonómicas de julio en Galicia, comparadas con los resultados de 2016.
Estimaciones de Key Data para las autonómicas de julio en Galicia, comparadas con los resultados de 2016.
La riada de 150.000 electores fugados de GeC/A Nova Mareas se repartiría entre BNG (100.000 votos más) y PSdeG (50.000 votos más)

Se observa también que ese crecimiento nacionalista de unos 100.000 votantes –ni más ni menos que una subida en votos válidos de 7 puntos porcentuales– procedería claramente de la sangría de Galicia en Común/A Nova Mareas, cuya riada de casi 150.000 electores fugados se repartiría entre el nuevo caudal de seguidores del BNG y la crecida de más de 50.000 sufragios trasvasados al PSdeG, que también recaudaría votos de Ciudadanos.

Son precisamente estos dos últimos partidos los que más crecerían en votos y escaños, consiguiendo 18 y 11 nuevos parlamentarios autonómicos respectivamente. El PSdeG dirigido por Gonzalo Caballero se convertiría así en la segunda fuerza política en el Parlamento gallego, desbancando al líder de Unidas Podemos en la comunidad, Antón Gómez-Reino, que también se vería superado por el BNG de Ana Pontón.

Por provincias, el Partido Socialista subiría sobre todo en las circunscripciones del sur, mientras que el Bloque lo haría en A Coruña, al tiempo que el PP perdería un diputado en Ourense, como ya habíamos dicho. En el siguiente gráfico interactivo (pasando el cursor sobre las barras aparecen los datos completos) se aprecia bien el reparto provincial de fuerzas:

El hundimiento de la ahora fragmentada coalición impulsada por Unidas Podemos con las Mareas (hoy denominada Galicia en Común/En Marea) quedaría patente de uno a otro extremos de la comunidad: perdería 3 escaños tanto en A Coruña como en Pontevedra, y dos más entre Ourense y Lugo.

Esos tres diputados podemitas de A Coruña se los llevaría el BNG, así como el de Lugo y uno de los de Pontevedra. Por su parte, el PSdeG se quedaría con dos de los de Pontevedra y el de Ourense... donde también arrebataría al PP el parlamentario antes mencionado.

En cualquier caso una izquierda más que dividida volvería a ceder el poder a una derecha más que cohesionada en torno a Feijóo, según el análisis demoscópico de Key Data.

Más noticias