Público
Público
observatorio continuo de key data

Sondeos: Feijóo revalidaría, pero el ganador moral en Galicia sería el BNG al duplicar votos y escaños

Las encuestas dan por hecho que Feijóo repetirá su mayoría absoluta en el Parlamento gallego, algo que no parecía tan seguro antes de la pandemia, pero el Bloque Nacionalista Galego también tendrá mucho que celebrar el domingo, según las estimaciones de Key Data para Público, porque doblará en las provincias más industrializadas a costa de Galicia en Común.

Estimaciones de Key Data para las autonómicas gallegas de julio, comparadas con los resultados de 2016.
Estimaciones de Key Data para las autonómicas gallegas, comparadas con los resultados de 2016.

En el último momento, frente a las urnas, todo dependerá del coronavirus: Feijóo se dispone a revalidar su mayoría absoluta en el Parlamento gallego gracias a su eficaz gestión de la pandemia, pero su nueva victoria dependerá al final del desarrollo de los rebrotes de covid-19 y de la bajísima participación (un 59%) a causa de esa amenaza.

Al menos, esa es la estimación del gabinete demoscópico Key Data en su última oleada del Observatorio Continuo para Público –un desk research de las nueve últimas encuestas publicadas sobre la cita electoral gallega–, que también prevé un histórico resurgimiento del Bloque Nacionalista Galego (BNG) al duplicar sus resultados de hace cuatro años tanto en votos como en escaños.

Esa victoria moral del BNG de Ana Pontón sería posible a causa del duro varapalo que sufriría Galicia en Común/A Nova Mareas, que perdería más de la mitad de sus votantes y 9 de los 14 escaños que obtuvo en 2016, cuando concurrió en coalición con las Mareas y bajo las siglas de En Marea, tal como se puede observar en la siguiente tabla completa de estimaciones de Key Data:

Tabla de las estimaciones de Key Data para las elecciones gallegas, comparadas con los resultados de 2016.

Confusión de siglas, divisiones y desgaste de las Mareas

La posible confusión con las siglas, las divisiones que han generado una nueva Marea Galegista –sin perspectiva alguna de lograr escaño, según los sondeos, pero heredera legal de la marca de la anterior coalición–, y el desgaste pueden explicar en parte esta pérdida de votos de la izquierda alineada con Unidas Podemos, que irían a parar sobre todo al BNG. El bloque nacionalista crecería sobre todo en las provincias más desarrolladas, a costa Galicia en Común/A Nova Mareas.

El BNG obtendría el mismo número de votos entre sus electores como entre los que fueron votantes de En Marea

Las transferencias de votos estimadas por Key Data son definitivas: el BNG obtendría prácticamente el mismo número de votos entre sus anteriores electores como entre los que fueron votantes de En Marea hace cuatro años. Además, el Bloque Nacionalista Galego atraería al doble de abstencionistas y de jóvenes recién incorporados al censo que su rival de Galicia en Común, al que rebasaría contundentemente: prácticamente se daría la vuelta a la tortilla en escaños entre estas dos fuerzas políticas.

Otro de los ganadores este domingo sería el PSdeG dirigido por Gonzalo Caballero, que se convertiría en la segunda fuerza política en el Parlamento gallego, desbancando al líder de Unidas Podemos en la comunidad, Antón Gómez-Reino, quien quedaría relegado al último lugar de los dirigentes parlamentarios.

El crecimiento de los socialistas tampoco sería desdeñable: dos escaños y casi dos puntos y medio más que en 2016, reivindicando así la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez frente a la pandemia. Porque el triunfo de Feijóo no se deberá a su partido, cuyas siglas ha ocultado por completo durante toda la campaña, sino a que cuenta personalmente con la aprobación mayoritaria del electorado tanto de su gestión en la crisis sanitaria como de su labor al frente de la Xunta. 

Ganancias del BNG a costa de GeC en Pontevedra y A Coruña

En cuanto a la distribución de escaños por provincias, las ganancias del BNG a costa de GeC/Marea serían notables en Pontevedra –donde Pontón arrebataría tres escaños los comunes– y en A Coruña –donde les quitaría dos parlamentarios–, tal como se observa en el gráfico interactivo anterior (pasando el cursor sobre las barras aparecen los datos completos).

Aunque la magnitud del hundimiento de Galicia en Común se reflejaría también en sus pérdidas en Lugo y Orense, provincias en las que perdería (en cada una) los dos escaños que obtuvo en 2016, que irían a parar por mitad a sus dos rivales en las izquierdas: uno al BNG y otro al PSdeG. Con lo que En Marea se quedaría sin representación parlamentaria por esas dos circunscripciones.

Más noticias de Política y Sociedad