Público
Público
observatorio continuo de key data

Sondeos: el PSOE superaría la pandemia casi intacto y sacaría 18 escaños al PP si se celebraran elecciones generales

A pesar de las encuestas "performativas" que cita Casado para afirmar que el PP ha subido 10 puntos en un año y aventaja al PSOE en escaños, un análisis profundo de todos los sondeos muestra que el Gobierno de coalición volvería a sumar un número de diputados suficiente para gobernar, pese a perder tres parlamentarios, y las derechas sólo ganarían cuatro en unas elecciones ahora, según las estimaciones del Observatorio Continuo del gabinete demoscópico Key Data para Público.

Estimaciones de Key Data para unas elecciones generales, comparadas con los resultados del 10-N.
Estimaciones de Key Data para unas elecciones generales, comparadas con los resultados del 10-N.

El PSOE parece haber superado con éxito los trágicos meses del inicio de la pandemia y mantiene prácticamente intacta la intención de voto de las últimas generales, por lo que si se convocaran ahora elecciones anticipadas tan sólo perdería algunas décimas y un escaño, superando al PP por un margen de 18 diputados en el Congreso.

Al menos eso es lo que se deduce en estos momentos del análisis ponderado o desk research de las más importantes encuestas publicadas, según las estimaciones del gabinete Key Data en su Observatorio Continuo para Público. Unas previsiones que casi no aprecian desgaste en el partido que ha tenido que gestionar la emergencia del coronavirus, pese a las dramáticas circunstancias padecidas por los españoles.

Algo más de desgaste se observa en su socio de Gobierno. Sin embargo, Unidas Podemos resiste a nivel nacional mucho mejor que en territorios tan especiales, desde el punto de vista electoral, como Euskadi o Galicia. Perdería casi medio punto de intención de voto y dos diputados, según las estimaciones de Key Data. Así, en conjunto la coalición sólo retrocedería tres puestos en su espacio parlamentario.

Entre los partidos de la derecha se mantendría la tendencia a agrupar el voto en torno al PP que, sin embargo, no ha entusiasmado con su labor de oposición durante la pandemia, según los sondeos. Aún así, el Partido Popular crecería casi tres puntos en votos válidos, lo que le permitiría sumar 12 escaños más en el Congreso, fundamentalmente a costa de Vox, que perdería ocho diputados.

Unas generales anticipadas dejarían un Congreso parecido

En cualquier caso, si el próximo domingo se celebraran elecciones generales, la composición del Parlamento sería muy parecida a la que resultó tras las elecciones de noviembre, según estas estimaciones. La gestión de la pandemia apenas habría tenido más efecto que el crecimiento del PP a costa de Vox, y los tres partidos de la derecha sólo sumarían cuatro escaños más que el 10-N, tal como se puede apreciar en la siguiente tabla comparativa:

Tabla completa de estimaciones de Key Data, comparadas con los resultados del pasado 10-N.

Como los partidos nacionalistas mantendrían su fortaleza tanto en el País Vasco –tal como hemos visto también en las elecciones autonómicas– como en Catalunya, la suma de votos que dio la investidura a Sánchez podría repetirse fácilmente, ya que con los diputados de PSOE, UP, Más País, el PNV y ERC se reunirían 171 escaños, a sólo cuatro diputados de la mayoría absoluta. Una cifra inalcanzable para las derechas, que entre las tres sólo alcanzarían los 155 diputados, según Key Data.

La desviación de una de las encuestas le ha permitido a Casado decir que el PP aventajaría al PSOE

No obstante, una de las nueve grandes encuestas estudiadas ha ofrecido una estimación para el PP notablemente  superior al promedio de todas las demás, hecho que permitió a Pablo Casado afirmar –el pasado 15 de julio a través de Twitter– que su partido ha subido diez puntos en la media de las encuestas en el último año y que ya está por delante del PSOE en número de escaños totales.

Ambas cosas son falsas, según los diversos análisis a los que ha tenido acceso este diario, puesto que ha consultado con especialistas en demoscopia para tratar de comprender por qué una de las encuestas puede desviarse tanto de las demás en favor de un partido determinado.

Se trata de un fenómeno al que los expertos califican de "encuestas performativas" y que consiste en publicar un sondeo a la medida de lo que interesa a un líder político con el fin de implantar esos resultados en la opinión pública como si fueran auténticos. En este caso, los expertos consultados apuntan a la de GAD3 que publicó el diario ABC coincidiendo con el Barómetro del CIS y con la evidente intención de contrarrestar su efecto mediático.

"Las tablas de resultados del barómetro de julio del CIS demuestran, con rotundidad, que el PP no puede estar en el 27,6% que estima GAD3, y esto es así porque Ciudadanos no baja del umbral del 8% ni Vox del entorno del 13%. GAD3 eleva al PP a un nivel irreal que sólo han podido fabricar reduciendo a Cs al 5,4% y a Vox al 12,6%, cuando estos partidos están más arriba", explica a Público un analista con décadas de experiencia que considera "una vergüenza" publicar esos datos, pero que pide no ser identificado para no quedar señalado por la patronal del sector.

"GAD3 penaliza a Vox, Ciudadanos y Unidas Podemos para construir un nivel elevado del PP"

Haciendo números, el experto puntualiza: "GAD3 sobrestima a 'otros y blancos', respeta la posición del PSOE y penaliza a los demás contendientes para construir la posición privilegiada del PP. Y esto viene a significar que han regresado al PP más de un millón de votantes de Vox –cuando no es así–, que Ciudadanos va camino de la insignificancia –también falso–, y que Unidas Podemos obtiene ya menos votos que la IU de Julio Anguita, lo que, de momento, tampoco es cierto".

Otros especialistas –que también piden mantener el anonimato, porque temen verse perjudicados profesionalmente– coinciden en que "en GAD3 respetan los números en periodo preelectoral para ganar prestigio, pero hacen lo que les da la gana en periodo interelectoral. Presentan este trabajo performativo justo después de las elecciones de Galicia para decirnos que el ciclo político ha cambiado en España. Sus estimaciones privilegian al PP de una forma descarada y constituyen una vergüenza para el sector".

Lo que sí parece claro es que "el PP no está ni de lejos en el 27,6% que le atribuye GAD3. Casado se ha equivocado al cuadrado marchándose a la esquina a por los votos de Vox porque no comprende que los electores que se marcharon a Vox no van a regresar. El PP está roto en dos pedazos por su propia incompetencia y eso no lo va a arreglar ninguna encuesta", sostienen las fuentes consultadas por Público.

"Daban por muerto a Ciudadanos y, como no muere, lo matan. Arrimadas le saca a Casado más de un punto en valoración en España. Esto es lo que hay: a Casado le supera hasta Iglesias en nota de los votantes a los líderes, y si está ahí es por un pacto de perdedores, como dicen ellos".

En la pandemia, Pablo Casado ha recuperado 400.000 votos fugados al partido de Abascal y otros 125.000 desde el de Arrimadas

Según las estimaciones de transferencias de voto de Key Data, de momento Casado sólo ha recuperado unos 400.000 votos fugados al partido de Santiago Abascal y le arrebataría otros 125.000 al de Inés Arrimadas, quedándose en el 23,7% o cuatro puntos menos de los que le atribuye GAD3 con un estudio basado en 700 entrevistas. Una cocina demoscópica que, además, sugiere que el PSOE obtendría menos escaños con más votos que el PP, pese a que "no existe antecedente histórico ni patrón territorial de ninguna clase que permita atribuir, con menos votos, seis escaños más a los populares que a los socialistas", dicen los expertos.

Además, la remontada del PP se centra fundamentalmente en Castilla y León y Andalucía, como se puede apreciar en el siguiente gráfico interactivo (pasando el cursor sobre las barras aparecen los datos completos):

El PP recuperaría cuatro escaños de Vox en Castilla y León

Por comunidades, el PP recuperaría cuatro escaños de Vox en Castilla y León, y ganaría otros tres en Andalucía: dos del PSOE y uno de Vox. Casado también le robaría a Abascal un escaño en València y otro en Extremadura. Asimismo, el PP le quitaría un diputado a Ciudadanos en Madrid y se aprovecharía de la debilidad de Unidas Podemos en Euskadi y Baleares para ganar otros dos.

En total, doce escaños más para Casado que no son en absoluto suficientes para superar a Sánchez en el Congreso de los Diputados.

Más noticias de Política y Sociedad