Público
Público

El TC anula las resoluciones del Parlament sobre la autodeterminación y la segunda reprobación de Felipe VI

Vuelve a apercibir a Torra, Torrent y a la Mesa de la cámara autonómica del riesgo penal de desobediencia.

Sede del Tribunal Constitucional. Europa Press

JULIA PÉREZ

El Tribunal Constitucional ha anulado por unanimidad las resoluciones del Parlament en sus referencias a un derecho autodeterminación así como una segunda reprobación de Felipe VI, al tiempo que apercibe al presidente del Gobierno catalán, Quim Torra, al de la cámara autonómica, Roger Torrent, y al resto de la Mesa las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en caso de que desobedezcan.

El máximo tribunal de garantías adelanta este miércoles el fallo de tres de los cinco autos que ha debatido en Pleno y en los que admite los incidentes de ejecución de sentencia planteados por el Gobierno central contra acuerdos del Parlament que incumplen diversas sentencias del alto tribunal.

En concreto, el TC anula lo concerniente al llamado derecho de autodeterminación que incluyen dos resoluciones del 25 julio pasado -sobre las propuestas para la Catalunya real- y del 26 de septiembre -sobre la orientación política general del Gobierno- así como la segunda reprobación del Parlament del rey Felipe VI incluida en este último acuerdo y que había sido anulada ocho días antes por el Constitucional.

Esta última resolución reclamaba la "legitimidad de la desobediencia civil e institucional" para defender "derechos civiles, políticos y sociales" y una respuesta institucional a la sentencia del "procés" que pase por el "ejercicio del derecho a la autodeterminación".

El Constitucional adelanta la parte dispositiva del auto, donde acuerda notificarlo personalmente al presidente del Parlament, Roger Torrent, al resto de la Mesa, al secretario de la Cámara, al presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, y a todo el Govern, con la "advertencia de abstenerse" de dar pasos para cumplir los apartados anulados.

En otros dos autos, el TC adelanta acuerda notificarlos personalmente al presidente del Govern, al del Parlament y su Mesa, así como al secretario general de la cámara autonómica para advertirles del riesgo penal de desobediencia. 

El TC les recuerda su deber de "impedir o paralizar cualquier iniciativa, jurídica o material, que directa o indirectamente" contravenga el auto, "apercibiéndoles de las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en las que pudieran incurrir en caso de incumplimiento de lo ordenado por este Tribunal".

Más noticias de Política y Sociedad