Público
Público

Torra dice que la reunión ha servido para "poner de manifiesto la discrepancia y la distancia existente entre las dos partes"

El president de la Generalitat ha vuelto a denunciar que los "presos y exiliados", como Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, "tendrían que haber estado" en la reunión. 

26/02/2020.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el president de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra(d) , encabezan la primera reunión de la Mesa de Diálogo en Moncloa. / EFE - CHEMA MOYA
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), y el president de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra(d) , encabezan la primera reunión de la Mesa de Diálogo en Moncloa. / EFE - CHEMA MOYA

Marc Font 

El president de la Generalitat, Quim Torra, ha admitido que la primera reunión de la mesa de diálogo ha servido para "poner de manifiesto la discrepancia y la distancia existente entre las dos partes, tanto en lo relativo al origen y la naturaleza del conflicto político como con relación a las vías de solución". En una breve comparecencia ante los medios en la sala de prensa de la Moncloa -donde no intervenía un presidente de Catalunya desde el 2012-, Torra ha declarado que la parte catalana ha vuelto a plantear que la solución tiene que pasar por el "ejercicio del derecho a la autodeterminación y por la amnistía", pero que "no hemos recibido respuesta" del Gobierno español. "No sabemos cuál es su propuesta para resolver el conflicto", ha añadido.

Torra ha vuelto a denunciar que los "presos y exiliados", como Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, "tendrían que haber estado aquí" y ha asegurado que en las casi tres horas de reunión han tenido "un debate honesto y franco por parte de las dos partes, con libertad de planteamientos". A partir de aquí, como era de prever, el Govern no se ha movido de su posición inicial, lo que implicaba reivindicar un referéndum de autodeterminación acordado y una amnistía para los dirigentes independentistas presos como vías de solución, alegando que representan el "consenso del 80% de la sociedad catalana".

Pese a insistir en la demanda de un mediador internacional que supervise la mesa "para que sea honesta y sincera" -algo que rechaza de pleno el Gobierno y que tampoco ve imprescindible ERC-, Torra ha añadido que "no nos levantaremos de la mesa". También ha asegurado que confía que las próximas reuniones sirvan para "profundizar en todas las soluciones democráticas para donar una salida a la voluntad popular". "Lo importante de hoy es que reconocen que hay un conflicto político y que se tiene que resolver por vías políticas y democráticas y con seguridad jurídica", ha comentado hacia al final de su intervención, para concluir que "tenemos el compromiso de resolver políticamente el conflicto, pero todavía no sabemos cuál es su respuesta".

Más noticias de Política y Sociedad