Público
Público

Brigada política de Fernández Díaz Torrent y Maragall se querellarán contra el exdirector del CNI por espionaje

Pese a no concretar la fecha de la presentación de la misma, el abogado de los dos políticos catalanes asegura que será de manera "inminente". Además, Torrent piensa llevar su caso de presunto espionaje a "instancias internacionales".

El consejero de Exteriores de la Generalitat Ernest Maragall (centro), y el presidente del Parlament Roger Torrent (derecha) (TONI ALBIR | EFE)
El consejero de Exteriores de la Generalitat Ernest Maragall (centro), y el presidente del Parlament Roger Torrent (derecha) (TONI ALBIR | EFE)

público / EFE

El presidente del Parlament de Catalunya, Roger Torrent, y el diputado y ex conseller por ERC, Ernest Maragall, van a querellarse contra quien era el máximo responsable del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en el año 2019, el general Felix Sanz Roldán, a raíz del caso de espionaje del que han sido víctimas mediante la intromisión del programa de ciberespionaje Pegasus en sus teléfonos móviles.

El abogado de los dos políticos catalanes, Andreu Van den Eynde, ha explicado a la emisora Rac1 que presentan una querella contra de Roldán porque "es quien controlaba toda la actividad del CNI". Pese a no concretar la fecha de la presentación de la querella, el abogado aseguró que será de manera "inminente".

Van den Eynde ha mostrado convencido de que este es un caso de espionaje de estado contra el independentismo.

Además, Roger Torrent, ha asegurado este jueves que piensa llevar su caso de presunto espionaje a "instancias internacionales", incluido el Parlamento Europeo.

Espiados a través del programa Pegasus

En declaraciones a la Cadena Ser, Torrent ha confirmado la presentación de una querella contra Félix Sanz Roldán, que dirigía el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en 2019, cuando presuntamente su teléfono móvil y el del líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall, fueron espiados a través del programa Pegasus desarrollado por una compañía israelí.

Dicho programa, ha subrayado, fue vendido por la empresa israelí NSO al Gobierno español el año 2015 según ha admitido la compañía, pero solo existe constancia de su utilización entre abril y mayo de 2019, cuando se aprovechó una vulnerabilidad de la aplicación WhatsApp para introducirse en el teléfono del presidente del Parlament y de otros políticos independentistas.

Según Torrent, "hay una serie de indicios que nos hacen dirigir la responsabilidad hacia el CNI, entre ellos que la empresa israelí que desarrolla el software espía solo lo vende a gobiernos y, concretamente a servicios de inteligencia".

A este hecho se añade otro, y es que la empresa canadiense de seguridad que investiga el uso de Pegasus, denominada Citizen Lab, "ha certificado que, detrás del espionaje que sufrí yo, hay un Estado", ha puntualizado Torrent.

"En consecuencia, todo nos hace pensar que es el CNI" el responsable del espionaje, ha señalado, antes de explicar que en la conversación que tuvo ayer con la ministra de Defensa, Margarita Robles, esta le negó dicha posibilidad.

"Es normal que tanto el CNI como la ministra lo nieguen", ha afirmado Torrent, porque si lo admitieran "querría decir que colaboraron en la comisión de un delito".

Llevará su caso a instancias internacionales

Torrent ha explicado que, además de la "batería" de iniciativas presentadas en el Congreso y Senado, se denunciará el caso en el Parlamento Europeo y también acudirá a "instancias internacionales que defienden derechos".

Sobre la investigación judicial, el presidente del Parlament ha dicho que espera que la ministra de Defensa atienda su petición "de colaborar facilitando toda la información disponible", tanto a los jueces como a la empresa de seguridad internacional Citizen Lab.

Sobre la posibilidad de que el espionaje fuese ordenado por algún juez, Torrent ha afirmado que no lo contempla aunque "si esta fuese la cuestión, entonces tendríamos un problema doblemente grave, porque habría un servicio de inteligencia que promueve el espionaje político y un juez que lo permite".

Más noticias