Público
Público

La tramitación de los Presupuestos El Senado estudia un calendario para tramitar los Presupuestos en dos semanas

La presidenta de la Cámara Alta, Pilar Llop, propondrá a la Junta de Portavoces un plan de trabajo en el que las cuentas entrarían a la Cámara Alta el 9 diciembre (tras completar su tramitación en el Congreso) y saldrían el 23 de diciembre, en un Pleno definitivo que comenzaría el día 22.

Pilar Llop Senado
La presidenta del Senado, Pilar Llop, durante una sesión de control al Gobierno celebrada en la Cámara. - EFE.

manuel sánchez / alexis romero

La tramitación de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 en el Senado podría durar unas dos semanas, lo que daría vía libre para que las cuentas estuvieran aprobadas antes de acabar el año, un objetivo que el Gobierno se ha marcado desde el principio. La presidenta de la Cámara Alta, Pilar Llop, maneja una propuesta de calendario que fija en unos 15 días el tiempo que el proyecto presupuestario tardará en completar su tramitación en el Senado.

La propuesta, que ha sido elaborada con los servicios técnicos de la Cámara, se debatirá este martes en la Junta de Portavoces. El plan fija la entrada de las cuentas al Senado el 9 de diciembre, tras concluir su tramitación en el Congreso (está previsto que el último Pleno presupuestario de la Cámara Baja se celebre entre el 30 de noviembre y el 3 de diciembre).

El último paso de los PGE en el Senado se traduce en una sesión plenaria que la propuesta de la presidenta fija para el 22 de diciembre. Está previsto que este Pleno dure varias jornadas, por lo que, como ya adelantó Público, la última votación se celebraría, previsiblemente, el 23 de diciembre.

La tramitación presupuestaria arrancaría el día 9 de diciembre con la entrada de los PGE al Senado y su publicación en el Boletín Oficial de las Cortes, mismo día en el que se designaría a la denominada ponencia, encargada de trabajar sobre el texto que vendrá del Congreso.

Las comparecencias de altos cargos del Estado se resolverían en tres jornadas: el 9, el 10 y el 11 de diciembre. El plazo para presentar vetos (tanto las propuestas de veto generales como los vetos a las distintas secciones de los Presupuestos) concluiría el 11 de diciembre a las 12.00 horas. El plazo de presentación de enmiendas al texto se cerraría el 14 de diciembre a las 18.00 horas.

Ese mismo día, el lunes 14, se celebraría un Pleno en el Senado sobre las propuestas de veto; si sale adelante alguna de estas propuestas, el texto sería devuelto al Congreso, que podrá levantar un veto en una primera votación por mayoría absoluta, o en una segunda (dos meses después) por mayoría simple. Si se rechazan los vetos presentados, el texto pasaría a tramitarse en comisión (donde se introducen las posibles enmiendas), un proceso que duraría desde el 16 de diciembre hasta el 18 (a las 12.00 horas se cerraría el plazo de presentación de votos particulares).

El último Pleno en el Senado, el 22 y el 23 de diciembre

La sesión plenaria definitiva en el Senado (donde se decide si los PGE se aprueban en sus términos o, al contrario, se introduce alguna enmienda) arrancaría, según recoge la propuesta de calendario, el 22 de diciembre, y terminaría, previsiblemente, el día 23. 

Si no se aprueba ninguna enmienda, las cuentas quedarían definitivamente aprobadas y se publicarían en el Boletín Oficial del Estado. En el caso de que se introduzca alguna modificación, debería volver al Congreso, donde su tramitación concluiría con un Pleno definitivo para decidir si se ratifican las enmiendas introducidas en el Senado o se suprimen.

La Cámara Baja puede, mediante una mayoría absoluta, tanto levantar los vetos que hayan podido ser aprobados por el Senado (en la primera votación en Pleno en la Cámara Alta), como rechazar las enmiendas aprobadas también en el Senado (en la segunda votación en la Cámara Alta). Si no se obtiene un número de, al menos, 176 votos, se repetiría una segunda votación en la que valdría una mayoría simple (más votos a favor que en contra), pero no se podría celebrar hasta pasados dos meses de la primera votación, por lo que los PGE no estarían listos a principios de 2021.

Fuentes jurídicas del Congreso avanzaron a Público que, tras el Pleno que se celebraría en el Senado el día 23, la Cámara Baja podría convocar una sesión plenaria apenas unos días después para celebrar la votación definitiva; de manera que, si el Gobierno cuenta con mayoría absoluta en la votación definitiva en el Congreso, la tramitación concluiría antes de acabar el año.

El Gobierno siempre ha hablado de que los Presupuestos, en el peor de los casos, entrarían en vigor definitivamente en las primeras semanas del mes de enero, pero eso supondría la prórroga automática de los del PP para 2021, aunque fuese más un mero formalismo al que el Ejecutivo resta importancia. Sin embargo, el objetivo es que las cuentas estén aprobadas antes de acabar el 2020; un objetivo que, de aprobarse la propuesta de calendario presupuestario en el Senado, sería una realidad.

Más noticias de Política y Sociedad