Público
Público

Unidos Podemos pide el 100% de pensión para los huérfanos de violencia machista

La iniciativa, que tiene un coste de tres millones de euros, trata de equiparar a los hijos de las víctimas de violencia machista con los descendientes de las víctimas del terrorismo

La diputada del Grupo Parlamentario Unidos-Podemos-En Comú Podem-En Marea Carolina Bescansa (i), acompañada por sus compañeras Celia Cánovas (d) y y Vanesa Angustia (c).- EFE

EFE

MADRID.- El Grupo Parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha presentado una proposición de ley en el Senado para garantizar que los niños que se han quedado huérfanos como consecuencia de la violencia machista cobren el 100% de la pensión de orfandad.

La iniciativa -con un coste económico de tres millones de euros- trata de equiparar a los hijos de las víctimas de violencia machista con los descendientes de las víctimas del terrorismo con el fin de que reciban las mismas prestaciones económicas para su manutención.

En la actualidad, los menores de entornos familiares en los que se producen asesinatos machistas se encuentran "absolutamente desprotegidos", ya que quedan huérfanos de madre, mientras que el padre se encuentra en prisión.

La diputada de Unidos Podemos Carolina Bescansa ha instado a todas las fuerzas del arco parlamentario a apoyar esta iniciativa "de dignidad, de defensa de los derechos humanos y de sentido común" para que los hijos de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas reciban una pensión de orfandad que les permita, en la medida de lo posible, recomponer su vida.

"Queremos paliar esta carencia de la ley y que no se exija ningún tipo de requisito, sino solamente que la mujer haya sido asesinada", ha señalado Cánovas.

La senadora de Unidos Podemos Celia Cánovas ha explicado que, hasta ahora, se necesitaba que la madre hubiese cotizado quince años a la Seguridad Social o estuviese en una situación asimilada al alta.

Estos requisitos no se daban en la mayoría de los casos porque la falta de incorporación al mercado laboral no deja de ser una manifestación más de la violencia machista, lo que llevaba a muchos familiares a acudir a la justicia para pedir estas pensiones de orfandad, ha agregado.

"Queremos paliar esta carencia de la ley y que no se exija ningún tipo de requisito, sino solamente que la mujer haya sido asesinada", ha señalado Cánovas.

Con esta proposición de ley, ha afirmado, Unidos Podemos busca "minimizar al máximo el dolor" de los hijos de las mujeres asesinadas que, además de sufrir la pérdida de la madre y ver al padre en prisión, tienen graves penurias económicas y deben depender de la familia materna o paterna o pasar a hogares de acogida.

Tras el acuerdo del 25 de noviembre para alcanzar un pacto de Estado contra la violencia machista, la senadora de Unidos Podemos Vanessa Angustia ha estimado que hay una buena predisposición de los grupos parlamentarios para solventar este problema.

"Éste es el principio de una campaña para la erradicación de todas las violencias machistas en el Estado español. Vamos a conseguir para derribar el patriarcado", ha subrayado Angustia.

Y ha añadido que en 2016 hubo más de cien víctimas por violencia machista, datos que "no cuadran" con los del Gobierno porque incluyen a los hijos, familiares, prostitutas y mujeres transexuales asesinadas, ha explicado.

Más noticias de Política y Sociedad