Público
Público

La vieja guardia de IU Madrid ignora a Cayo Lara y mantiene a sus portavoces en la región

Los grupos votan a favor de la continuidad de Ángel Pérez y Gregorio Gordo al frente de los grupos municipal y autonómico, desoyendo de nuevo a la dirección federal que pedía su relevo por su responsabilidad en Caja Madrid y tras el resultado de las primarias que ganaron Tania Sánchez y Mauricio Valiente.

Ángel Pérez y Gregorio Gordo en una imagen de archivo. EFE

JAIRO VARGAS

Madrid.- La vieja guardia de Izquierda Unida Comunidad de Madrid continúa enrocada y aumentando la brecha entre los sectores de la federación. Tras las reuniones del grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid y del grupo municipal, los actuales portavoces en ambas cámaras han sido ratificados en sus puestos, en contra de los que pedía la dirección federal del partido.

Ángel Pérez continuará como portavoz del grupo municipal de IU por tres votos a favor, uno en contra y la abstención del propio Pérez, según han confirmado fuentes del partido. En la Asamblea, Gordo ha sido ratificado por seis votos a favor, tres en contra, con tres ausencias de diputados.

La decisión de mantener a la vieja guardia al frente de los grupos en las instituciones evidencia que las posiciones de las dos corrientes son irresolubles y que más temprano que tarde habrá una ruptura oficial. De un lado, el sector de Tania Sánchez, que tras ganar las primarias en la Comunidad y en la capital, exige que cambie la correlación de fuerzas en los órganos de dirección regional, cuya autoridad ya no reconocen tras la dimisión del coordinador, Eddy Sánchez. También exigen que Gordo y Pérez, a quienes consideran "cadáveres políticos", dejen su puesto a los representantes de la corriente que obtuvo el respaldo de militantes y simpatizantes en las primarias.

Del otro lado, Somos IU, el sector de Pérez y Gordo, sobre el que recaen ya dos resoluciones de la dirección federal que piden su relevo por sus responsabilidades políticas en las decisiones que llevaron a la quiebra a Caja Madrid-Bankia, votando medidas junto al PP y participando en una guerra interna entre los conservadores por el control de la caja de ahorros.

"Con esta decisión, Somos IU se sitúa fuera de la política que han marcado las federaciones, la militancia y los simpatizantes", ha asegurado el concejal de IU Jorge García, de la corriente de Tania Sánchez, quien también añade que su "compromiso es construir un proceso de unidad popular capaz de ganar Madrid. En eso estamos y nada nos va a desviar de ese objetivo".

Ante el inmovilismo impuesto por esta corriente a pocos meses de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, el sector de Tania Sánchez ha decidido avanzar en la precampaña pese a no estar aún ratificados los candidatos. Este sábado, Sánchez y Valiente participarán en un acto público con el que pretenden comenzar su campaña totalmente al margen de los órganos regionales, confiando en que la dirección federal termine interviniendo a su favor.

Más noticias