Público
Público

Violencia de género El Gobierno plantea reformas para proteger a las mascotas de mujeres maltratadas

Una de cada dos mujeres maltratadas que tienen mascota no interpone una denuncia o no abandona el hogar en el que sufre violencia machista por miedo a las represalias contra sus animales.

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. Foto de archivo.
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. Foto de archivo. Eduardo Sanz / Europa Press

Las ministras de Igualdad, Irene Montero, y de Derechos Sociales, Ione Belarra, plantean reformar el Código Penal para que en los casos de violencia de género se incluya como agravante las amenazas o daños a las mascotas de las víctimas y que los maltratadores no se queden con ellas si se decretan medidas cautelares.

Ambas ministras han presentado este lunes las conclusiones del primer año de actividad del proyecto VioPet, que revelan que una de cada dos mujeres maltratadas que tienen mascota no interpone una denuncia o no abandona el hogar en el que sufre violencia machista por miedo a las represalias contra sus animales, "nadie debería escoger entre su seguridad y la de su animal", aseguran desde el proyecto.

El programa VioPet da acogida en casas de voluntarios a las mascotas de las mujeres víctimas de violencia de género

Los datos muestran que alrededor del 30 por ciento de las mujeres víctimas de violencia de género tienen alguna mascota a su cargo. Según han expuesto las ministras, el proyecto VioPet ya ha atendido a unas 500 víctimas y ha dado una casa de acogida temporal a 157 mascotas de 130 mujeres maltratadas.

"Vamos a promover una modificación del Código Penal que permita introducir como agravante el daño o la amenaza que se ejerza sobre los animales hacia una persona con la que se haya tenido una relación de afectividad y específicamente en casos de violencia machista", ha subrayado Belarra este lunes en un acto para presentar los resultados del programa Viopet.

Asimismo, desde el Ministerio de Derechos Sociales van a promover que cuando se tomen medidas cautelares en caso de violencia de género, se produzca un decomiso preventivo de los animales de compañía.

"Es imprescindible que los animales salgan también de esa casa, para ponerlos en manos de la víctima o para que vayan a un centro de acogida, esta tiene que ser la fórmula rutinaria de actuar en caso de que se tomen medidas cautelares", ha precisado Belarra.

Más noticias