Público
Público

Vox apuntala a Juanma Moreno tras la emergencia de la covid-19

"La filosofía de los pactos [con PP y Ciudadanos] sigue vigente, aunque las cifras no valgan", afirma el portavoz de la formación de extrema derecha en Andalucía, Alejandro Hernández.

Alejandro Hernández, portavoz de Vox. Europa Press
Alejandro Hernández, portavoz de Vox en Andalucía, en una imagen de archivo. Europa Press

raúl bocanegra

El Gobierno andaluz, formado por una coalición de PP y Ciudadanos, que tiene como socio parlamentario a Vox, ha salido, en términos  de la emergencia sanitaria sin daños aparentes. Si la semana pasada era Juan Marín, el vicepresidente y cabeza visible de Ciudadanos en Andalucía, quien protegía una vez más al Ejecutivo de la Junta de cualquier movimiento de propios o extraños a nivel nacional, este lunes también lo ha hecho el portavoz de Vox, Alejandro Hernández.

"Apostamos por la estabilidad. Es lo más positivo para Andalucía en estos momentos", dijo Hernández en una entrevista en Canal Sur, preguntado por la estrategia de Ciudadanos. El presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP), logra de este modo, después de la crisis, prolongar el proyecto que acabó con la hegemonía socialista en Andalucía.

Hernández, después de que su grupo se garantizase la presidencia de la comisión parlamentaria llamada de reconstrucción, lo que causó la salida de la misma de PSOE y Adelante Andalucía, garantizó apoyo para las medidas y recortes presupuestarios que tiene ahora que afrontar Moreno: "Es un buen momento para soltar lastre en programas, actuaciones que no son necesarias, que deben decaer ante lo importante, que es atender el gasto sanitario y la reactivación económica".

Desde que el año pasado se firmaron los pactos presupuestarios entre PP, Vox y Ciudadanos, el Gobierno andaluz tiene una mala salud de hierro. Algunos desencuentros, contados con los dedos de las manos, durante la emergencia, algunas críticas de Vox –partido instalado en una política de tierra quemada respecto al Gobierno de España– a Moreno, al que veían demasiado tibio en su actitud respecto a la gestión de Pedro Sánchez, es el balance de daños.

Este lunes, Hernández no quiso "ahondar en una posible herida" en Ciudadanos y se limitó a decir que Ciudadanos debería explicar "cómo se puede decir una cosa en Madrid y otra en Andalucía". "Eso es tarea de ellos, y si incurren en incongruencias ya se lo penalizaran los ciudadanos", agregó.

Gobierno encapsulado

Los tres partidos mantienen así, de momento, al Gobierno andaluz encapsulado, por utilizar una expresión del gusto del vicepresidente Marín, una vez que Moreno se ha garantizado el apoyo de Vox para las medidas que el Gobierno andaluz ya ha empezado a tomar de "reactivación económica".

A la espera del otoño y de un nuevo presupuesto para el año 2021, que darán la medida de la apuesta de Ciudadanos y de Marín por la alianza con PP y Vox en Andalucía, así resumió la situación Hernández: "La filosofía de los pactos sigue vigente, aunque las cifras no valgan".

Más noticias