Público
Público

Vox domina los municipios de invernaderos en Andalucía

El discurso de la ultraderecha se instala en lugares en los que buena parte de la mano de obra que genera la riqueza agrícola es migrante

Asentamiento chabolista de Tierras de Almería en El Ejido. EUROPA PRESS/Archivo

raúl bocanegra

Vox se ha colocado como primera fuerza con más del 30% de los votos en cinco lugares emblemáticos de la agricultura andaluza, donde buena parte de la mano de obra que trabaja los invernaderos de Almería y de Huelva, y que genera la riqueza agrícola, ha sido y es extranjera, migrante.

Así, el partido de ultraderecha –que en campaña utilizó la inmigración como ariete y llegó a criminalizar en una visita a Sevilla a los menores migrantes tuteados por la Junta de Andalucía– ha sacado un 35,98% de los votos en El Ejido, el 34,97% en Níjar, y el 30,5% en Roquetas de Mar, emblemáticos municipios y tradicionales bastiones del PP en Andalucía, todos ellos ubicados en Almería, una provincia cuya próspera economía se basa, fundamentalmente, en el cultivo bajo plásticos de frutas y hortalizas. La labor de los trabajadores y trabajadoras migrantes y su explotación es uno de los pilares en los que se ha asentado el despliegue del mar de plástico que hoy configura –y define– el paisaje almeriense.

El discurso antiinmigración de Vox se ha instalado con gran penetración en estos lugares, en los que ya se ha producido  en el pasado algún episodio de racismo y de xenofobia.

En los municipios freseros de Huelva, donde los fenómenos de riqueza e inmigración van también de la mano, y en los que prolifera el chabolismo vinculado al trabajo ilegal, también ha triunfado el discurso xenófobo del partido de extrema derecha. En Cartaya y Lepe, dos localidades emblemáticas del cultivo de la fresa, del arándano y la frambuesa, Vox es hoy primero con el 35,65% de los votos y el 30,6% respectivamente.

En ambas provincias, Huelva y Almería –también en Cádiz y Córdoba– Vox se ha colocado como el segundo partido, por delante del PP. En Almería, incluso, solo 8.028 votos separaron a la ultraderecha de la primera fuerza, el PSOE.

Más noticias de Política y Sociedad