Público
Público

Xunta La Xunta anuncia en precampaña una convocatoria de ayudas a medios de comunicación que repartirá dos millones de euros

El objetivo de las ayudas es la "normalización de la lengua gallega" pero los periódicos favorecidos publican en su mayoría en castellano. La Voz de Galicia y Faro de Vigo son los diarios que más perciben.

La secretaria xeral de medios, Mar Sánchez; presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y el director xeral de comunicación. / Xunta
La secretaria xeral de medios, Mar Sánchez; presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y el director xeral de comunicación. / Xunta

La Secretaría Xeral de Medios ha anunciado las ayudas a empresas periodísticas y de radiodifusión para el año 2020, a una semana del comienzo de la campaña y a un mes de la cita electoral, en la que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, espera renovar la que sería su cuarta mayoría absoluta. El año pasado, La Voz de Galicia recibió casi un millón de euros y el grupo Prensa Ibérica, del que forman parte Faro de Vigo y La Opinión, 370.000 euros.

Según el Gobierno gallego, la actividad de las posibles empresas favorecidas debe de estar orientada a la “defensa de la identidad de Galicia” y a la “normalización del gallego”, pero hasta la fecha, estos periódicos publican en su mayoría en castellano.

El crédito asignado para cada tipo de ayuda se distribuirá entre varios criterios de valoración, informa la Xunta. El 74% del total dependerá de la difusión de ejemplares, del número de oyentes y del número de visitas del medio. Y del restante, se valorará en un 24% que el medio publique en gallego y solo se tendrá en cuenta en un 2% que estas entidades defiendan la normalización del idioma.

La actividad de las posibles empresas favorecidas debe de estar orientada a la “defensa de la identidad de Galicia”

De hecho, para poder concurrir a las ayudas, la Xunta solo exige que las empresas que se presenten empleen el gallego “como mínimo” en un 10% de su información, y es por eso que la mayoría de las subvenciones van para los grandes grupos mediáticos que publican en castellano.

La secretaria de organización de la Conferencia Intersindical Galega (CIGA)- plataforma que ha denunciado públicamente estas concesiones- Susana Méndez, cuenta a Público que esto coincide con una “precampaña inmediata”, aunque esgrime que ha ocurrido también fuera de la inmediatez de las elecciones. “A través de estas líneas de subvención como la del gallego, se le adjudican cantidades importantes a medios que no promocionan la lengua”, explica. “El uso que se le da a ese dinero es evidente”.

La Secretaría Xeral destinará para 2020 la misma cantidad de presupuesto que el año pasado. La distribución de las ayudas se divide en: ayudas a periódicos impresos en formato papel (1.255.000 euros); ayudas a entidades radiofónicas privadas (266.400 euros) y ayudas a empresas periodísticas que difundan su actividad informativa mediante internet (455.377 euros), según anuncia en la resolución de convocatoria el Ejecutivo autonómico.

De esta manera, en 2019 La Voz de Galicia (el más leído) recibió por su formato en papel 553.757€, por su radio 28.489€ y por informar también en internet 294.360€; Faro de Vigo, 242.808€ y por Internet 74.499€ y La Opinión de A Coruña, casi 54.000€ en total, ambos conforman el grupo Prensa Ibérica; le sigue El Progreso de Lugo con 150.000€; por detrás, La Región, periódico con sede en Ourense, con 110.000€; Diario de Pontevedra por ambas versiones llega a los 79.000€. En cuanto a las empresas radiofónicas, la que mayor importe recibe es la Cadena Cope, con 73.702€, y le sigue Onda Cero con casi 60.000€; después, Cadena Ser con casi 30.300€.

Cartel electoral. / BNG

También la Xunta destinó ayudas a empresas de publicación periódica íntegra en gallego, como Sermos Galiza con 23.000€ o Barrios con 19.000€, las cifras más altas, que distan mucho de las cantidades anteriores. Asimismo, Medios no financia diarios tan leídos en la comunidad como pueden ser Praza Pública (íntegro en gallego y que pertenece al diario.es) o Galicia Confidencial (gallego y castellano).

De esta manera, el dinero partirá de la Secretaría Xeral de Medios que preside Mar Sánchez Sierra, en “régimen de concurrencia no competitiva”. Para el Gobierno gallego es necesario que se pongan los “adecuados instrumentos de financiación al servicio de la potenciación y difusión de los medios” para promover la libertad de expresión y de difusión, algo que se puede alcanzar con unos medios de comunicación “plurales e independientes”, refleja la convocatoria de ayudas. Los beneficiarios de las cantidades más altas tienen una línea editorial claramente de derechas y una posición acrítica al actual gobierno de la Xunta y a Feijóo.

Es por ello por lo que la Xunta de Galicia estableció varios convenios con esos medios de comunicación para difundir publicidad institucional a parte de estas ayudas, de manera que no publicaron una convocatoria abierta como la anterior. Entre 2009 y 2017 se firmaron hasta 400 convenios con un procedimiento negociado sin publicidad, tanto para medios gallegos como para nacionales que tienen sede en Galicia.

Se publicitó la promoción del uso del gallego o la prevención de los incendios cuando la Xunta gastó 77.000 euros en 2017

Entre ellos se publicitó la promoción del uso del gallego o la prevención de los incendios cuando la Xunta gastó 77.000 euros en 2017 (el año más duro de los incendios en la comunidad) para establecer contratos a dedo, a través del método de “contrato menor”. En este formato no se puede descargar de la web los documentos y al cabo de una semana se eliminan. De esta manera se difundieron en medios impresos mensajes procedentes del gobierno gallego como: “Galicia con las víctimas, Galicia contra el terrorismo incendiario”.

La Conferencia Intersindical Galega (CIG) sigue denunciando estas “artimañas” de la Xunta para adjudicar ciertas ayudas a medios impresos o digitales para que la línea editorial sea afín a los intereses del Partido Popular. Méndez cuenta que el PP “ya condiciona esta información desde los medios públicos”, porque “es evidente la manipulación y los trabajadores llevan muchos meses en conflicto” a través de la plataforma Defende a Galega.

Ahora, en precampaña electoral, la Xunta continúa en una tónica similar, utilizando dinero público para publicitar a los populares. La Junta Electoral ha obligado al Gobierno autonómico a retirar una campaña que es prácticamente igual a la del PP de Galicia. El lema, O rural é moito (El rural es mucho) fue una campaña de la Xunta que costó 2,5 millones de euros. Después de anunciar el adelanto electoral el PP abanderó un slogan parecido: “Galicia es mucho”. Fue el Bloque Nacionalista Galego (BNG) el que denunció el 25 de febrero el semejante, tanto por la tipografía como por las imágenes. La Xunta ha tenido que retirar la campaña.

Más noticias de Política y Sociedad