Público
Público

SMI Yolanda Díaz apuesta por subir el salario mínimo

"No es demasiado justo que dejemos a lo que más lo necesitan, no congelados, sino con pérdida de poder adquisitivo", afirma la ministra de Trabajo, que anuncia que la decisión del Gobierno se conocerá en los "próximos días".

Yolanda Díaz
El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante su reunión en la sede del Gobierno de Canarias. Miguel Barreto / EFE

El debate sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vuelve a estar en la agenda del Gobierno. De hecho, ha entrado con fuerza y anticipa una nueva batalla política entre los socios del Gobierno de coalición, PSOE y Unidas Podemos. La vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha fijado su postura este jueves en Canarias al abogar por una una subida del SMI lo antes posible.

Eso es lo que se desprende de sus palabras. "El Gobierno determinará en los próximos días el SMI para este año, que como saben ustedes está prorrogado. Pero estamos en tasas de inflación que superan el 2%, ya no estamos en la previsión económica que hizo el Gobierno de España", dijo Díaz, dando a entender que es partidaria de subirlo.

Justo ayer, el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, También señaló que "el Gobierno no ha abandonado esa idea" de elevar el SMI este año, que se encuentra prorrogado en los 950 euros mensuales, cantidad que se fijó a principios de 2020 al no haber acuerdo con los agentes sociales y ante las discrepancias dentro del Gobierno.

La ministra de Trabajo quiso enviar un mensaje a la parte socialista del Gobierno, más reacia a una subida del SMI: "Nuestro país defiende una política de rentas que combate la pobreza laboral. No podemos salir de esta crisis con más desigualdad, sino con mayores oportunidades y mejor calidad de vida, sobre todo para los trabajadores que más lo necsiten, Piensen, y aquí lo dejo ya, que la subida media de los convenios colectivos para este año oscila para las rentas salariales entre el 1,5% y el 1,8%, por tanto no es demasiado justo que dejemos a lo que más lo necesitan, no congelados, sino con pérdida de poder adquisitivo".

La última vez que se libró esta batalla por el SMI fue a finales del año 2020. Al igual que ahora, el Ministerio de Trabajo puso sobre la mesa la necesidad de subir los salarios más bajos. Sin embargo, el Ministerio de Economía, liderado por Nadia Calviño, así como las organizaciones patronales, rechazaron cualquier incremento y alegaron que no era un momento económico, en plena tercera ola. Finalmente, el presidente y la parte socialistas del Gobierno se sumaron a la postura de Calviño, no hubo subida y el SMI se congeló.

Ahora Díaz y su equipo vuelven a la carga. La decisión no está clara, pero se sabrá pronto.

Más noticias