Público
Público

Zapatero mira a Europa y África tras su reelección

El Consejo Europeo evita incluir en la agenda la independencia de Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Buscar el apoyo de la oposición en todo lo que concierna a temas europeos. Ése será uno de los objetivos prioritarios de José Luis Rodríguez Zapatero en su segunda legislatura en el poder, según se apunta desde un Gobierno aún en funciones.

En primer lugar, porque el primer semestre de 2010, España asume su cuarta presidencia de la Unión Europea (UE) y, en segundo lugar y por una razón más obvia, porque en el Ejecutivo creen que 'Europa no es política internacional. Europa son las cosas de comer y el futuro de España se decide allí'.

Con ese planteamiento acude mañana Zapatero a su primer Consejo Europeo como presidente reelecto. La expectación por su segunda victoria cunde entre los líderes de la UE, todos han solicitado encuentros informales con Zapatero y éste pretende reunirse con ellos, según confirman en La Moncloa.

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, que empieza mañana y finaliza el viernes, tendrá una agenda básicamente económica, centrada en la búsqueda de medidas para afrontar la etapa actual de desaceleración, en la lucha contra el cambio climático y en la política energética.

Sorprendentemente, y aunque se trata del primer Consejo Europeo tras la proclamación de la independencia de Kosovo, este asunto no figura en la agenda, aunque probablemente sea abordado en las reuniones informales y en la cena que los ministros de Asuntos Exteriores celebrarán mañana paralelamente a la de los líderes de los 27 .

Actualmente, de los 193 países que conforman la comunidad internacional, 26 han respaldado la escisión de la ex provincia serbia y nueve han anunciado que la reconocerán. Entre los 17 que no la apoyan se encuentra España. El Gobierno se siente reforzado en sus tesis al ser escaso el número de apoyos a la independencia kosovar.

Inmigración y Sáhara

El presidente del Gobierno pretende continuar con el reforzamiento de la política exterior que atañe a África. Zapatero es consciente de la importancia de continuar desplegando estrategias de cooperación con los países del continente vecino en materia de inmigración, como ha hecho esta legislatura, en la cual, según se recoge en el libro blanco que el presidente esgrimió en su segundo cara a cara con Mariano Rajoy, se han firmado acuerdos con quince países.

Desde los países arabes, además, ya se apunta al presidente como activo necesario para resolver el conflicto del Sáhara.