Público
Público

2 de febrero El Día de la Marmota: todo lo que se repite y cambiará (o no) este 2 de febrero

El roedor que pronostica cuando termina el invierno, popularizado gracias a la película de Bill Murray ‘Atrapado en el tiempo’, se encontrará al salir de su madriguera con un mundo diferente, aunque a veces parezca que la vida sigue igual.

Phil, protagonista del Día de la Marmota, y el actor Bill Murray, en la película 'Atrapado en el tiempo'.
Phil, protagonista del Día de la Marmota, y el actor Bill Murray, en la película 'Atrapado en el tiempo'.

La marmota Phil pronostica cada 2 de febrero cuándo terminará el invierno. Desde 1887, el roedor sale por la mañana de su madriguera tras un período de hibernación. Si está nublado y no proyecta su sombra, la primavera está cerca. Si hace sol y ve reflejado el oscuro perfil de su cuerpo sobre la superficie, vuelve a meterse en su refugio, porque la estación durará seis semanas más. Como el Calendario Zaragozano, pero peludo.

Phil puso a Punxsutawney (Pensilvania) en el mapa gracias a Bill Murray, quien en Atrapado en el tiempo se metió en la piel de Phil Connors, el meteorólogo frustrado de una televisión de Pittsburgh que acude a la cita anual con desgana. Sin embargo, una nevada le obliga a hacer noche en el pueblo, donde la radio despertador lo sacudirá de su pesadilla con el I Got You Babe, de Sonny & Cher. A partir de entonces, vivirá el mismo día cada mañana.

Desde 1993, cuando el director Harold Ramis estrenó el filme coprotagonizado por Andie MacDowell, la fiesta local del Día de la Marmota se convirtió en una expresión que refleja una situación adversa y desesperante que se repite una y otra vez, como los despertares durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus. Algunos críticos sostienen que la cinta, bajo el celofán de la comedia, encierra un trasfondo existencialista.

Este 2 de febrero, entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera, será diferente. Muchas circunstancias no se repetirán y otras nos seguirán recordando que seguimos viviendo en el Día de la Marmota. Los organizadores de la celebración, por ejemplo, anunciaron en su momento que este año no habrá público, aunque los fans han podido enviar sus fotografías para estar de algún modo presentes e inmortalizar el momento.

La medida fue adoptada para evitar el contagio del coronavirus, que ha marcado nuestras vidas y provocado que este 2, 3, 4, 5, 6, 7… de febrero no sean iguales. Otros acontecimientos escapan de la influencia de la pandemia y seguirán causando hastío y tedio entre los ensombrecidos Phil del mundo entero, pero al igual que le sucede al personaje interpretado por Bill Murray siempre hay un rayo de luz que acompañe la esperanza.

Donald Trump ya no está en la Casa Blanca, donde ahora reside Joe Biden, presidente demócrata de Estados Unidos tras derrotar en las urnas al candidato republicano. En cambio, Pedro Sánchez sigue en la Moncloa trece meses después de su investidura, aunque la reciente remodelación de su Gobierno ha situado como líder del PSC a Salvador Illa, candidato a las elecciones catalanas, en sustitución de Miquel Iceta.

El confinamiento de la provincia china de Wuhan se extendió a otros países y hoy continúan los cierres perimetrales en España. Sin embargo, entonces todavía disfrutábamos de las reuniones familiares, visitas a los seres queridos, paseos por los parques, cenas en casas de los amigos, cañas en bares, fiestas populares y bailes bajo techo… Unos encuentros que, en función del momento y del lugar, se han frustrado o cambiado sustancialmente.

Lo más dramático ha sido la pérdida de vidas, algo inimaginable hace un año. El 13 de febrero de 2020 falleció el primer afectado por coronavirus en nuestro país y, desde entonces, las noticias nos han asaltado cada día con sus cifras luctuosas. Ayer, Sanidad notificaba que se habían producido 79.686 contagios y 762 muertes desde el viernes. En total, nos acercamos a los tres millones de contagiados y a las sesenta mil defunciones.

Phil, en el Día de la Marmota de Punxsutawney, popularizado por 'Atrapado en el tiempo'. Reuters

Tabaré Vázquez, el sucesor de José Mujica, no está este 2 de febrero al mando de Uruguay. El dirigente del Frente Amplio cedió la Presidencia al candidato del derechista Partido Nacional Luis Lacalle Pou, vencedor en las elecciones. En Venezuela, pese a las polémicas que suscita un cargo en disputa, el chavista Jorge Rodríguez Gómez es el nuevo presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, puesto que también se atribuye Juan Guaidó.

En el Reino Unido muchos se estarán tirando de los pelos después de que finalizase el periodo transitorio del brexit, que hasta hace unos días los mantenía en el mercado único. Pendientes de negociar la relación comercial con Bruselas, los británicos verán limitadas sus estancias en la UE y los europeos necesitarán visados especiales para trabajar allí. Ellos podrán volver a decir aquello de "niebla en el Canal, el continente aislado".

La marmota Phil hará este martes su predicción sobre el tiempo, aunque le costaría más pronosticar si podrán celebrarse eventos políticos, comerciales, deportivos, culturales, lúdicos y de todo tipo. ¿Habrá Eurovisión? ¿Ganará por segunda vez un filme de habla no inglesa el Óscar a la mejor película, tomando el relevo de la surcoreana Parásitos? ¿Cómo serán los Juegos Olímpicos de Tokio? Demasiado pronto para vaticinios…

El mundo se ha vuelto previsible y, al mismo tiempo, imprevisible. Así, horas antes del Día de la Marmota, la mandataria birmana Aung San Suu Kyi era arrestada y destituida de su cargo después de un golpe de Estado que ha devuelto a los militares al poder. Por lo demás, en Brasil sigue gobernando Bolsonaro y en Rusia, Putin. Este parece estar atrapado en el tiempo, como la Corea del Norte de Kim Jong Un, a quien dieron por muerto.

José Luis Cuerda podría barnizar de surrealismo estos tiempos, pero ya no está con nosotros, como tampoco Kirk Douglas, Albert Uderzo, Lucía Bosé, Aute, Teresa Rodrigo, Michael Robinson, Little Richard, Rosa María Sardá, Julio Anguita, Pau Donés, Olivia de Havilland, Carlos Ruis Zafón, Ennio Morricone, Juan Marsé, Katherine Johnson, Quino, Sean Connery, Larry King, John le Carré o Maradona. Afortunadamente, a Bill Murray le sigue sonando el despertador.

Más noticias de Política y Sociedad