Público
Público

Casi el 80% de los peces de la Cuenca del Segura son especies exóticas invasoras

La cuenca del Segura alberga en sus aguas 18 especies de peces, de las que sólo el 22% son nativas, y el 78% son exóticas, algunas especialmente dañinas, lo que constituye una seria amenaza para las especies autóctonas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

Jaiba o cangrejo azul (Callinectes sapidus). EFE/ J.J. Guillén

La cuenca del Segura alberga en sus aguas 18 especies de peces, de las que sólo el 22% son nativas, y el 78% son exóticas, algunas especialmente dañinas, lo que constituye una seria amenaza para las especies autóctonas.

Así se desprende de una investigación publicada por la revista Quercus, que apunta al lucio (Esox lucius) y la lucioperca (Sander lucioperca) como las especies exóticas invasoras (EEI) más depredadoras, mientras que la perca sol (Lepomis gibbosus) o el alburno (Alburnus alburnus) destacan por su elevada capacidad reproductiva y de dominio del medio.

La cuenca del Segura

La investigación se centra en la cuenca alta del Segura —de la zona de cabecera del río a su confluencia con el río Mundo—, la cuenca media —desde dicha confluencia hasta el azud de la Contraparada, próximo a Murcia— y la cuenca baja —desde este punto hasta la desembocadura del río Segura en Guardamar (Alicante).

De las 29 EEI detectadas -entre peces, galápagos, artrópodos, moluscos y nemátodos- los investigadores han constatado la “presencia frecuente” de una decena de EEI en la cuenca alta, once en la baja y hasta 16 en la cuenca media, donde también se observa un mayor porcentaje de especies alóctonas.

Parásitos e invertebrados

El artículo hace referencia también a la proliferación de nuevos parásitos con la introducción de peces foráneos, como el gusano ancla, que provoca lesiones e incluso la muerte a los ejemplares nativos afectados, o un parásito originario de Japón que reduce significativamente la capacidad natatoria de la anguila europea.

En cuanto a invertebrados, la investigación destaca la práctica colonización del Segura por el cangrejo rojo, excepto algunos tramos de la cabecera del río, en la provincia de Jaén, único reducto de toda la cuenca del cangrejo autóctono (Autropotamobius pallipes).

Y la creciente presencia de almeja asiática, detectada en 2013 a la altura de Cieza (Murcia) y que se ha expandido a la Vega Baja del Segura y a la huerta murciana, es la causante de numerosos problemas en las conducciones de riego o la pérdida de calidad de las aguas.

El Mar Menor

El estudio, liderado por el biólogo David Verdiell y el fotógrafo y naturalista Javier Murcia, destaca la situación especialmente grave en la laguna costera del Mar Menor, donde a los vertidos agrícolas, la eutrofización y la urbanización masiva se une el incremento de invasoras, como el cangrejo azul, agresivo y súper depredador.

Los autores hacen hincapié en la prevención como la principal herramienta para luchar contra las invasiones biológicas, a través de la divulgación, la información, la educación ambiental y la detección temprana, pues “una vez que estas EEI se han propagado y asentado en una zona, es muy compleja, costosa e, incluso, inviable su erradicación”.

Más noticias en Política y Sociedad