Público
Público

Aerolíneas y covid-19 El distanciamiento social duplicaría el precio de los billetes de avión

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional asegura que el riesgo de contagio en un avión es muy bajo y que la imposición de asientos intermedios dispararía el coste de los vuelos. 

Una pasajera aguarda en la Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo
Una pasajera aguarda en la Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

Europa press

Viajar en avión ya no será lo mismo, al menos los primeros meses posteriores al fin de la pandemia del coronavirus. La crisis económica y los protocolos de prevención de contagios que se utilizarán en las aerolíneas crearán un escenario muy diferente al que se ve actualmente en el sector aéreo.

Las medidas de distanciamiento social, mediante el bloqueo de un tercio de los asientos en cabina, incrementarían hasta un 54% el coste de los billetes de avión en comparación a los precios de antes del coronavirus, según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) que apoya el uso de mascarillas para pasajeros y tripulación, pero no la imposición de asientos intermedios.

"Las aerolíneas están luchando para sobrevivir. Eliminar el asiento medio incrementaría los costes. Si podemos compensar estos asientos menos con mayores tarifas, la era del viaje accesible, barato, llegará a su fin", alerta Alexandre de Juniac, director general de la IATA. Según la organización el incremento de las tarifas de los billetes de avión sería de entre 43% (Africa y Oriente Medio) y 54% (Asia Pacífico) dependiendo de la región del mundo. El incremento en Europa estaría en el entorno del 49%.

IATA asegura que el riesgo de transmisión de virus a bordo de un avión es bajo, incluso sin medidas especiales. Además advierte que aunque sea obligatorio, mantener el 'asiento del medio' abierto "ésto no logrará la separación recomendada para que el distanciamiento social sea efectivo". La mayoría de las autoridades recomiendan una separación de uno o dos metros mientras que la anchura media del asiento es inferior a 50 centímetros.

Según IATA medidas de distanciamiento social provocarian un cambio en la economía de la aviación ya que reducirían el factor de ocupación máxima al 62%. "Eso está muy por debajo del promedio del factor de carga de equilibrio de la industria, que es del 77%", asegura la organización que advierte que con menos asientos para vender los costes se dispararían.

"Si las aerolíneas no pueden recuperar los costes con tarifas más altas, las aerolíneas quebrarán. Tampoco es una buena opción cuando el mundo necesitará una fuerte conectividad para ayudar a iniciar la recuperación de la devastación económica de covid-19", dijo de Juniac.

Riesgo de transmisión bajo

La IATA segura que las pruebas muestran que el riesgo de transmisión a bordo de los aviones es bajo gracias a situaciones como que los pasajeros mira hacia adelante, los asientos ofrecen una barrera de protección o que el aire de la cabina se renueve constantemente.

En su opión, el uso de mascarillas por parte de pasajeros y tripulación podría reducir el riesgo ya bajo de contagio, al tiempo que podría evitar los posibles aumentos de costes que ocurrirían en el caso de que se implantaran medidas de distancia social a bordo.

"La seguridad de los pasajeros y la tripulación es primordial. La industria de la aviación está trabajando con los gobiernos para reiniciar los vuelos cuando esto se pueda hacer de manera segura. Las pruebas sugieren que el riesgo de transmisión a bordo de los aviones es bajo. Y tomaremos medidas, como el uso de mascarillas para pasajeros y tripulación además de otras medidas de protección. Debemos llegar a una solución que dé a los pasajeros la confianza para volar y que mantenga el coste de volar asequible. Una sin la otra no tendrá ningún beneficio duradero", afirmó el director general y consejero delegado de la IATA, Alexandre de Juniac.

Medidas temporales de seguridad

Para hacer frente a las medidas de sanidad como consecuencia de la covid-19, la IATA pidió que se consideren otras medidas obligatorias para el transporte aéreo, que no sean el distanciamiento social.

Otras medidas que impulsa la IATA para la protección de pasajeros y tripulaciones son la medición de temperatura de toda persona que esté en un aeropuerto; medidas de abordaje que reduzcan el contacto entre pasajeros y tripulaciones; movimientos limitados en cabina durante los vuelos; limpiezas más profundas y constantes de las cabinas y procedimientos simplificados de catering que reduzcan los movimientos de las tripulaciones y la interacción con los pasajeros.

Cuando se pruebe y esté disponible a escala, las pruebas de covid-19 o los pasaportes de inmunidad también podrían incluirse como medidas temporales de bioseguridad.

Más noticias de Política y Sociedad