Público
Público
PANDEMIA COVID-19

El Gobierno prepara un mecanismo para resolver la avalancha de reclamaciones contra las aerolíneas por la covid-19

Las resoluciones serían obligatorias para consumidores y líneas aéreas. En los juzgados hay 100.000 demandas por retrasos y cancelaciones de vuelos y son sólo la punta del iceberg del problema.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, / EFE
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una imagen de archivo/ EFE

julia pérez

El Gobierno prepara un mecanismo de mediación para resolver la avalancha de reclamaciones contra las aerolíneas que se van a interponer a consecuencia de las decenas de miles de pasajeros que se han quedado sin viajar a consecuencia de la pandemia covid-19, según ha confirmado Público en fuentes gubernamentales.

El mecanismo sería de mediación extrajudicial, con la particularidad de que será obligado acudir a él tanto para el consumidor afectado como para la compañía aérea.

Este paso sería previo a interponer cualquier litigio en los juzgados, según el borrador de la propuesta normativa a la que ha tenido acceso Público.

El mecanismo que mediaría entre viajeros y aerolíneas será competencia de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Su decisión sería vinculante, según este borrador que negocian el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, así como el de Consumo, cuyos titulares respectivos son el socialista José Luis Ábalos y el líder de IU Podemos Alberto Garzón.

"No podemos consentir que en esta crisis tan grande sólo se resuelva la punta del iceberg, que es la que acude a los juzgados, porque los demás consumidores se han caído por el camino".

Quien así se expresa es Bibiana Medialdea, la directora general de Consumo, que confirma a este diario la existencia de reuniones entre ambos ministerios con el fin de encontrar una solución a la avalancha que se avecina.

Buscan un mecanismo  "eficaz, ágil, gratuito, sin barreras de entrada al consumidor y con la garantía de que comprometa a las empresas y no supone pérdida de derechos para el consumidor”, agrega Medialdea.

El litigio sería tramitado únicamente por medios electrónicos en todas las fases del procedimiento.

Se desconoce el alcance de las reclamaciones que interpondrán las decenas de miles de viajeros que se han quedado en tierra.

Presionan para cambiar billetes por cupones

Las aerolíneas están obligadas por ley a devolver el importe del billete en caso de cancelación de un vuelo o bien a recolocar al pasajero en un vuelo alternativo, opción que no es viable en este momento.

Las compañías presionan estos días para que la Unión Europea les permita entregar a los afectados cupones canjeables por vuelos durante un determinado periodo de tiempo, pasado el cual reembolsarían el importe íntegro del billete.

El ministro Ábalos apoya esta opción en Bruselas. De fondo está el problema del rescate de compañías como Iberia y Vueling (de la hispano-británica IAG), que afrontan una quiebra técnica a consecuencia del parón aéreo por la covid-19.

Dos caminos

El procedimiento de mediación que baraja el Gobierno evaluaría el cumplimiento o no por parte de las líneas aéreas del Reglamento (CE) 261/2004. Es el que establece de manera reglada las indemnizaciones a los usuarios en caso de denegación de embarque, cancelación o gran retraso de vuelos.

La decisión del procedimiento de AESA pondría fin a la vía administrativa.

¿Pasaría la tutela judicial a la vía contenciosa en lugar de la civil? En fuentes gubernamentales aclaran a preguntas de Público que la resolución de AESA sería recurrible por la vía contenciosa-administrativa. Y que “el consumidor siempre podría recurrir de forma paralela” a los juzgados de lo Mercantil por incumplimientos del contrato con la aerolínea, pero no por quebrantamiento del citado Reglamento europeo.

Los jueces de lo Mercantil resuelven no sólo las reclamaciones respecto a las indemnizaciones que contempla el Reglamento 261/2004, sino que también juzgan y modulan el daño moral o los gastos extraordinarios en que se ha incurrido (taxi, alimentación, hoteles, nuevos billetes…), así como por la demora o pérdida de maleta que establece el Convenio de Montreal.

Actualmente, los consumidores no tienen que contratar un abogado para reclamar a la aerolínea ante los juzgados mercantiles. Sin embargo, la vía contenciosa requeriría la contratación de un abogado, según fuentes jurídicas.

Más de 100.000 demandas

Hay más de 100.000 litigios acumulados en los juzgados de lo Mercantil contra las compañías aéreas con una media de 500 euros por demanda.

Esos más de 100.000 casos que colapsan los Mercantiles representa sólo la punta de iceberg del problema. El motivo: las aerolíneas suelen rechazar las reclamaciones de tal manera que muchos consumidores desisten de acudir a los juzgados.

"Es lo que en términos matemáticos se llama ‘cálculo actuarial’, que permite medir las consecuencias económicas en función de distintos escenarios y, al final, las empresas optan por el escenario más beneficioso que en este caso es dilatarlo todo”, argumenta una fuente jurídica especialista en el ámbito mercantil.

Consumidores: arbitraje obligatorio

El presidente del Consejo de Consumidores y Usuarios, Carlos Ballugera, explica que llevan muchos años intentando que las aerolíneas se adhieran a arbitrajes de consumo obligatorios, como ocurre en otros sectores.

Para Ballugera sería un paso adelante que existiera un arbitraje obligatorio y que las autoridades incentivaran la adhesión al mismo de las líneas aéreas. Pero está en contra de que se exija una reclamación previa antes de acudir a los juzgados porque “debilitaría la tutela judicial de los consumidores".

Actualmente existe un mecanismo de mediación en AESA que es voluntario y sus resoluciones no son vinculantes.

Más noticias de Política y Sociedad