Público
Público

Agresión sexual Una concursante de 'Gran Hermano' denuncia una violación: "No llego a explicarme cómo el programa lo permitió"

"Me pusieron el vídeo con lo que sucedió esa noche, sin avisarme de lo que estaba a punto de ver", explica durante una entrevista. El caso ha terminado el proceso de investigación y está a la espera de que se celebre el juicio.

Publicidad
Media: 3.54
Votos: 26

Carlota Prado, víctima de una agresión sexual en 'Gran Hermano'. / MEDIASET

En las imágenes "se ve perfectamente que se aprovecha de mí en la habitación y que yo estoy inconsciente", explica Carlota Prado, exconcursante de la decimoctava edición de Gran Hermano, que habla por primera vez de la violación que sufrió por parte de José María López hace dos años cuando eran pareja. "No llego a explicarme cómo el programa lo permitió", afirma. El caso ha terminado el proceso de investigación y está a la espera de que se celebre el juicio. 

La agresión sexual se produjo cuando celebraban una fiesta en la que el reality show de Telecinco facilitó alcohol en un momento en el que los "tenían muertos de hambre". "Yo estaba preocupada porque apenas teníamos comida y los efectos del alcohol podían ser mayores. Y bueno, me sentó mal a mí", detalla Carlota durante una entrevista en exclusiva a El Confidencial

La violó a sabiendas de que lo estaban grabando y sin que nadie del programa lo impidiera

En un momento de la fiesta, se puede ver cómo el agresor y la víctima forcejean cuando este intenta quitarle la ropa mientras están en el sofá. Las imágenes fueron recuperadas por un espectador, que se percata de lo que está ocurriendo ya que no se trata de "un primer plano de lo que estaba sucediendo". Carlota aclara que no lo recuerda y denuncia: "Lo que está pasando en ese momento ya es suficiente como para tomar cartas en el asunto, algo que Gran Hermano no hizo". 

José María la llevó a la habitación después, donde la violó a sabiendas de que lo estaban grabando y sin que nadie del programa lo impidiera. Es más, Gran Hermano emitió "el momento después de lo sucedido por la noche" en donde se la ve "hablar tranquilamente con esa persona, algo hecho con mala fe".

Carlota no recuerda nada. Estaba inconsciente. Al día siguiente cuando ella le preguntó qué había pasado, él mintió: "Me dijo en mi cara que me había cuidado porque estaba KO".

Carlota Prado y José María López durante la decimoctava edición de 'Gran Hermano'. / MEDIASET

"Me pusieron el vídeo sin avisarme"

El concursante fue expulsado, pero no inmediatamente. "Decidieron dejarlo no sé cuantísimas horas a mi lado cuando tenían pruebas suficientes", afirma Carlota. Entonces, el programa la llama y dice que tiene que ver unas imágenes: "Me pusieron el vídeo con lo que sucedió esa noche, sin avisarme de lo que estaba a punto de ver". 

"Tendría que haber estado una persona a mi lado, un psicólogo o alguien que me ayudara a enfrentarme a esas imágenes tan duras. Jamás me preguntaron si yo quería ver eso... Si me llegan a preguntar, hubiera dicho que no", expresa Carlota. "Yo no hubiese querido tener para el resto de mi vida esa mierda en la cabeza", añade a El Confidencial.

"Las imágenes duran casi 10 minutos y se ve perfectamente que se aprovecha de mí en la habitación y que yo estoy inconsciente", continúa relatando. Y aclara "el auto de la jueza dice que se ve 'clara, precisa y reiterada mi oposición' a las acciones de esta persona. Se ve cómo le digo 'quítate, no puedo' y hacer gestos de una persona que está diciendo 'déjame tranquila'".

"Se ve perfectamente que se aprovecha de mí y que estoy inconsciente"

"No llego a explicarme cómo el programa lo permitió", afirma. "Cada habitación de la casa tenía trampillas por las que el equipo del programa podía entrar de urgencia", puntualiza. Un responsable del programa presentó una denuncia. Ella no quiso hacerlo en ese momento, pero lo hace cuando vuelve con su familia. Según anuncia Carlota, "la Audiencia Provincial de Madrid acaba de desestimar tres recursos de apelación interpuestos por la defensa del imputado". 

La exconcursante denuncia el rechazo social: "Las personas no tienen vergüenza, ni pudor ni escrúpulos... Te paran y te llegan a preguntar, "¿es cierto que te violaron?" Manifiesta que pretende que "se sepa toda la verdad" y hace un llamamiento para que las víctimas de agresiones sexuales denuncien a sus agresores. "No hay que mirar hacia otro lado", concluye.

Más noticias en Política y Sociedad