Público
Público

Sareb Asociaciones denuncian la negativa del FROB a atender los problemas de vivienda que "afectan a cientos de familias"

Las organizaciones del Plan Sareb han denunciado el incumplimiento por parte del organismo de establecer una negociación conjunta antes del 9 de abril para atender "la grave situación de precariedad de multitud de familias".

Diferentes organizaciones se han concentrado en la Plaza el Ayuntamiento de Valencia para exigir una Ley que Garantice el Derecho a la Vivienda.
Concentración en defensa del derecho a la vivienda digna. Kai Försterling / EFE / archivo

Las asociaciones del Plan Sareb, integrado por la Coordinadora de Vivienda de Madrid y el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Madrid, han denunciado el incumplimiento por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) de establecer una negociación conjunta antes del 9 de abril para atender "la grave situación de precariedad que están viviendo cientos de familias que viven en inmuebles" del conocido como 'banco malo', es decir, de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb). 

Miembros del grupo se colaron el pasado viernes en el edificio del FROB, donde colgaron una pancarta en la que afirmaban: "Ellos no cumplen sus promesas, nosotros sí". Manifiestan, por lo tanto, que "no han cumplido el compromiso más básico: sentarse a hablar con nosotras, las asambleas y grupos de vivienda implicadas en la campaña Plan Sareb, acerca del centenar de casos de desahucios, contratos no renovados y cláusulas abusivas de Sareb que les presentamos el pasado día 24 de marzo", cuando ocuparon la sede del FROB para exigir poner fin a la problemática del "banco malo"

En aquel momento, tanto "los jefes políticos" del Sareb como los activistas en defensa del derecho a la vivienda, se comprometieron a "tratar con detalle los problemas derivados de la actual política del Sareb, que afectan a cientos de familias". Defienden que seguirán luchando "tras la negativa del FROB a cumplir lo acordado". 

Las asociaciones que forman el Plan Sareb aseguran a Público que su intención es que se produzca "una negociación colectiva" en la que haya representación del Gobierno y del FROB. Concretamente de la ministra de Economía, Nadia Calviño, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la presidenta del FROB, Paula Conthe. 

Están preocupados porque a partir del 9 de mayo finalizan las medidas del escudo social del Ejecutivo y "hay previstos 40.000 procedimientos de desahucio por grandes tenedores". Señalan que han presentado una carpeta con 95 casos de desahucios al FROB. "Lo que queremos es que hablen los números y que traten la cuestión como un asunto colectivo. Sareb es un desahuciador y está participado por el Estado mediante el FROB", manifiestan.  

Quieren, por lo tanto, evitar que el organismo dependiente del Ministerio de Economía se limite a remitir sus demandas al departamento de Responsabilidad Social Corporativa de Sareb, donde tratan los casos de manera individual, estableciendo una criba en la que "dejan fuera a familias sin tarjeta de residencia, familias que no pueden demostrar sus ingresos, o familias que, para ellos, no están en situación de vulnerabilidad social; por ejemplo, una familia que recibe dos salarios, pero donde el alquiler puede acaparar más del 60% de esos ingresos". Tampoco entran en su criterio para dotarles de una solución "a los hogares formados por una sola persona".

"Negocian con la pistola del desahucio en la cabeza"

Las asociaciones reiteran, asimismo, que el 'banco malo' incurre en malas prácticas con aquellas personas que sí acepta para proporcionarles una solución con su vivienda. "Malas prácticas, tanto antes de la firma del contrato como a la hora de la extinción del contrato. Negocian con la pistola del desahucio en la cabeza, llegando a ofrecerte un alquiler el mismo día del desahucio sin que te dé tiempo a mirar el contrato. A veces, el contrato que te ofrecen es de una vivienda situada en otra ciudad", protestan. "A esto hay que añadir la renovación del contrato", lamentan. Denuncian que el Sareb no ha renovado "muchos contratos", provocando, incluso, que "los vecinos tengan que irse fuera".

La Sareb gestiona viviendas que son propiedad de entidades que están en una situación de riesgo y dificultades económicas. El 'banco malo' pertenece en un 55% al capital privado y en un 45% al FROB,  organismo dependiente del Ministerio de Economía, capitaneado por Nadia Calviño.

Más noticias de Política y Sociedad