Público
Público

Vacunación en Madrid Ayuso privatiza la vacunación madrileña: pagará más de 800.000 euros a Cruz Roja en seis meses

La Comunidad de Madrid concede 'a dedo' a la Cruz Roja un contrato para apoyar la vacunación contra la covid-19. Más de la mitad del presupuesto mensual (90.000 euros) se irán en personal.

Ayuso señala que la distribución de vacunas "es una estrategia nacional que tiene que dirigir el Gobierno central"
El Gobierno de Díaz Ayuso privatiza el plan de vacunación y paga a la Cruz Roja más de 800.000 euros en seis meses. 

Público

La Comunidad de Madrid ha privatizado de facto su plan de vacunación contra la covid-19 al ceder 'a dedo' un contrato por valor de 804.098 euros por un período de seis meses para un "servicio de apoyo a la vacunación frente a la covid-19 en la campaña 2021", tal como se lee en el pliego de licitación que la Consejería de Sanidad publicó el pasado 29 de diciembre. La adjudicataria ha sido Cruz Roja, que cobrará una media de 135.000 euros mensuales durante un período de seis meses en concepto de "refuerzo inmediato a los centros fijos previstos, y mejoren la accesibilidad a la vacunación de las personas más vulnerables".

El contrato, ratificado por el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, entró en vigor un día después de su publicación, por lo que no se realizó un concurso para su adjudicación, sino que fue dado  'a dedo'.

El contrato estipula que Cruz Roja aportará doce equipos de trabajo formados por dos personas: un enfermero y un auxiliar de enfermería con "experiencia acreditada mínima de un año en programas de vacunación". La adjudicataria debe aportar un total de 25 trabajadores, cuyos sueldos se llevan más de la mitad del presupuesto mensual estimado (90.000 euros). El resto del presupuesto, según la orden de licitación, pagará uniformes (2.746 euros), compras de material sanitario (16.094 euros), alquiler de vehículos (7.200 euros) y limpieza de los automóviles (2.800 euros).

Esta actuación confirma los temores que habían manifestado los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid, en relación a que la Comunidad preparaba una nueva privatización de servicios sanitarios. Tanto PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos habían advertido este lunes que los problemas de suministro de las vacunas contra la covid-19 apuntaban a una posible privatización del suministro, temor que se ha visto confirmado con esta contratación a Cruz Roja. 

La Comunidad de Madrid justifica esta actuación aduciendo que se trata de "una emergencia de carácter inaplazable". Debido a esta urgencia, la Consejería de Sanidad optó por realizar "un único presupuesto" y escoger a Cruz Roja afirmando que "reúne las condiciones técnicas necesarias para la prestación del servicio con garantías de calidad, incluyendo los medios personales, materiales, y organizativos".

El Gobierno autonómico también adjudicó por vía de emergencia el almacenamiento y la logística de la vacuna, a pesar de que Díaz Ayuso puso a disposición del Gobierno central el Hospital Isabel Zendal como centro de distribución de las dosis.

Este lunes la Comunidad de Madrid reconoció haber puesto sólo el 6 % de las vacunas recibidas hasta el momento, pese a exigir más dosis a Sanidad, lo que  para el representante del PSOE en la Comunidad, Ángel Gabilondo, afirmó que que el plan regional va "a tirones" cuando las vacunas deben suministrarse "mañana, tarde, todos los días de la semana, también los fines de semana".

El PSOE ha solicitado la comparecencia del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, para explique "qué ocurre con las vacunas, cuál es el plan que tienen de vacunación" y si existe la intención de iniciar "mecanismos de privatización".

Ayuso asegura que vacunará todos los días

Ayuso, ha asegurado que el Gobierno regional "va a vacunar los lunes, los martes, los miércoles, los jueves, los viernes, los sábados, los domingos y los festivos", mañana y tarde. Además, a través de su cuenta de Twitter, ha sostenido que lo hará "con todos los medios disponibles, públicos y privados". "Incluso de noche", ha remarcado.

Así lo ha expresado después de que en los últimos días el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, haya reconocido que la región ha vacunado más lento debido al retraso de un día en recibir la vacuna, su proceso de descongelación y al coincidir estas fechas con los festivos (los mayores y trabajadores no se encuentran en las residencias).

Más noticias de Política y Sociedad