Público
Público

Balance migratorio 2019 "Violencia, maltrato y muerte en Marruecos": la APDHA denuncia el coste de reducir la llegada de migrantes

La organización advierte de que las políticas del Gobierno para rebajar a la mitad las llegadas en 2019 "vulneran gravemente los derechos humanos" y han reforzado la peligrosa ruta hacia Canarias, que se ha cobrado alrededor de 200 muertes en 2019.

Una patera con decenas de migrantes antes de desembarcar en la playa Del Canuelo tras cruzar el Estrecho de Gibraltar navegando desde la costa de Marruecos, en Tarifa. / Reuters
Una patera con decenas de migrantes antes de desembarcar en la playa Del Canuelo tras cruzar el Estrecho de Gibraltar navegando desde la costa de Marruecos, en Tarifa. / Reuters

público

El año pasado llegaron de manera irregular a territorio español 33.261 personas migrantes a través de la frontera sur, prácticamente la mitad que en 2018, un año de récord en el que se registraron 64.120 llegadas, según el balance migratorio de 2019 realizado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) y presentado este lunes en Cádiz. 26.916 lo hicieron por vía marítima, en 1.194 embarcaciones de todo tipo, y 6.345 por vía terrestre a Ceuta y Melilla.

El descenso ha sido más que significativo y el Gobierno lo expone como un logro de su política migratoria, aunque la APDHA advierte de que esta reducción se ha conseguido "con el refuerzo de políticas que vulneran gravemente los derechos humanos" y con "la subcontratación de la represión por parte de Marruecos y el despliegue de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas, Frontex".

Según esta organización , "España ha subvencionado las prácticas de violencia, maltrato y muerte en Marruecos contra la población subsahariana, que se ve sometida a la prohibición de residir en las ciudades del norte del país y que son objeto de continuas redadas de deportación tanto en campamentos como en viviendas particulares". Actitudes que se han intensificado tras los 140 millones de euros de fondos europeos con los que el el reino alauí ha reforzado su control fronterizo, ha levantado una triple valla con concertinas y ha adquirido casi 400 vehículos todo terreno, recuerda la APDHA. 

Casi 600 muertos o desaparecidos

Aunque el número de muertos y desaparecidos también se ha reducido casi a la mitad —de 1.064 contabilizadas por la ADHA en 2018 a 585 en 2019—, la organización denuncia que han muerto 34 personas más en 2019 de las que hubieran correspondido por volumen de llegadas de 2018.

La ruta marítima del mar de Alborán, con 73 muertes confirmadas y 189 desapariciones, es la más mortífera de las que utilizadas para alcanzar la costa española en patera, seguida de la Canaria, en la que se han contabilizado 200 fallecimientos y desapariciones. De hecho, la ruta Canaria es la única que no sólo no ha reducido su afluencia, sino que se ha duplicado sus llegadas, con 2.918 frente a las 1.425 de 2018 debido al aumento del control marroquí en la costa norte.

Según la APDHA, el reforzamiento de Frontex ha traído como consecuencia "la militarización de los rescates y la merma en las funciones de Salvamento Marítimo" mientras se ha "dejado en manos de Marruecos el rescate de embarcaciones en su zona SAR (búsqueda y rescate) en condiciones absolutamente precarias". Esto ha provocado "el incremento en términos relativos de las personas que han fallecido intentando alcanzar España", puntualiza la organización.

La asociación también ha detectado un crecimiento en la llegada de personas marroquíes en relación con las personas subsaharianas, y ha determinado que fueron 8.066 los niños y niñas (acompañados de sus familias o solos) los que llegaron a las costas españolas, un 12,58% más y un 30% de las personas llegadas a España por vía marítima han sido menores de edad.

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía insiste en que "las personas migrantes no son sólo números", y exige "cambiar sobre unas políticas destructoras de derechos humanos, que obligan a que cientos de personas pierdan la vida cada año debido a la ausencia de vías seguras para migrar, con condiciones infrahumanas, sin posibilidad de cerrar nunca el ciclo de la tragedia".

Por último, APDHA ha afirmado que "espera que el nuevo Gobierno introduzca modificaciones sustanciales en las políticas migratorias para respetar los derechos humanos en las fronteras y evitar tanta muerte y tanto sufrimiento"