Público
Público

Semana Santa Balears afronta una Semana Santa con turismo alemán mientras Merkel plantea el debate sobre la movilidad en Alemania 

Los aviones del operador turístico TUI han vuelto a volar a Mallorca tras meses de parón por la pandemia. Los representantes germanos todavía no han acordado las restricciones que impondrán en su territorio durante las vacaciones.

Pasajeros a su llegada este domingo al aeropuerto de Palma de Mallorca. La reapertura del turismo hacia destinos como Mallorca, iniciativa con éxito que el Gobierno alemán desaconseja seguir, se plantea como excepción antes de una Semana Santa muy incier
Pasajeros a su llegada este domingo al aeropuerto de Palma de Mallorca. CATI CLADERA / EFE

Mallorca se prepara para una Semana Santa con turismo internacional pero no procedente de la península. Los aviones del operador turístico alemán TUI han vuelto a volar este domingo al archipiélago, tras meses de restricciones de viaje a causa de la pandemia. Según ha informado la aerolínea, este domingo por la mañana dos aviones de Tuifly han volado desde Hannover hasta la isla. Las dos aeronaves han partido desde el aeropuerto germano casi completamente ocupadas.

La decisión del Instituto Robert Koch (RKI), entidad encargada de gestionar la pandemia en el país germanos, de excluir a Balears de las zonas de riesgo para viajar permite a los ciudadanos alemanes que viajen a las islas no tener que guardar una cuarentena de 14 días a su regreso. Sin embargo, los peninsulares que quieran viajar al archipiélago por razones no justificadas no podrán hacerlo debido al cierre perimetral acordado por Sanidad y las autonomías y en el caso de que lo hicieran, para entrar en las islas se debe presentar una prueba diagnóstica negativa.

Este lunes, la canciller alemana, Angela Merkel, se reúne de nuevo con los jefes de Gobierno de los estados federados para analizar los pasos a seguir ante la escalada de nuevos contagios por coronavirus que han vuelvo a colocar la incidencia acumulada en siete días por encima de los 100 casos por 100.000 habitantes. Todo apunta a que será necesario aplicar el "freno de emergencia" acordado y reintroducir parte de las restricciones que se habían levantado como parte de una proceso escalonado de reapertura de la vida pública.

Está previsto que este lunes se tome una decisión también acerca de la Semana Santa y la movilidad dentro del país entre regiones con motivo de las vacaciones. La presidenta del estado federado de Mecklemburgo-Antepomerania, Manuela Schwesig, afirmó en declaraciones a la emisora Deutschlandfunk que "nadie puede entender que la opción de unas vacaciones en Mallorca vuelva a prevalecer ahora sobre unas en el propio país por razones epidemiológicas".

En este sentido, abogó en favor de que se permitan "al menos unas vacaciones sin contacto", es decir, que las personas puedan desplazarse dentro del país por ejemplo a su segunda residencia y se preguntó por qué una estancia en Mallorca "es menos peligrosa" que sentarse en el coche y viajar una hora a la costa alemana. En la misma línea se pronunció el jefe de Gobierno de Sajonia-Anhalt, Reiner Haseloff, en declaraciones al diario Bild al afirmar que "todavía existen esperanzas de un turismo autárquico" dentro del propio estado federado y dentro de la misma burbuja de convivencia.

Baja Sajonia aboga por suspender la autorización

El ministro principal del estado alemán de Baja Sajonia, Stephan Weil, ha abogado por suspender la autorización para viajar a Balears. "La decisión del Gobierno federal de levantar el aviso de viaje para Mallorca ha sido un grave error", ha afirmado Weil en declaraciones al grupo de medios alemán RND. "Lo mejor sería que el Gobierno federal diera marcha atrás", ha añadido el dirigente del Partido Socialdemócrata (SPD).

"Si (Merkel) no está dispuesta a hacerlo, será necesario abrir un debate serio sobre obligaciones estrictas de pruebas y cuarentena para la vuelta. El índice de contagios en Mallorca puede que no sea crítico, pero cuando gente de toda Europa se junte en la isla en Semana Santa tendremos un foco inmediato", ha argumentado.  Asimismo, Weil ha indicado que es "difícil de explicar" que no se puedan reservar unas vacaciones familiares en el brezal de Luneburgo, pero sí viajar en avión hasta Mallorca. "Al menos deberíamos poder ir de vacaciones a apartamentos aislados en Alemania", ha señalado.

Las autoridades alemanas instan a no viajar

En tanto, el Instituto Robert Koch de virología instó a no viajar dentro ni fuera del país en Semana Santa con el fin de no acelerar aún más la tercera ola de la pandemia. El viernes de la semana pasada el RKI actualizó su lista de zonas de riesgo por covid y entre las regiones que dejaron de figurar en ella se encuentran seis comunidades autónomas españolas (Balears, València, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja y Murcia).

Como consecuencia, la demanda de vuelos a las Illes Balears se disparó y las principales empresas turísticas y aerolíneas comenzaron a ampliar su oferta de viajes. Esto obligó a su vez al Gobierno alemán a reiterar que "la ausencia de una alerta de viaje no es una invitación a viajar" y a llamar a la población a prescindir de desplazamientos innecesarios.

El Gobierno alemán reitera que "la ausencia de una alerta de viaje no es una invitación a viajar"

El vicecanciller y ministro de Finanzas, Olaf Scholz, reiteró en declaraciones a Bild la necesidad de evitar una "gran oleada de viajes" por Semana Santa, algo que Alemania sencillamente no se puede permitir en la situación epidemiológica actual, dijo, y que además haría peligrar el verano de todos. No obstante, se mostró a favor de permitir los desplazamientos dentro del país a las segundas residencias y las visitas familiares, para lo cual los tests rápidos de antígenos pueden ser una ayuda. Esto último "ya lo hicimos posible en Navidad y en Semana Santa debería ser posible", señaló.

Alemania, principal mercado emisor de turistas a Balears

El mercado alemán es el más importante para el turismo de las Balears y en 2019, el año previo a la pandemia, la cifra de turistas procedentes de Alemania superó los 4,5 millones por cuarto año consecutivo, -casi un millón más que de Reino Unido-, según el portal de estadísticas Statista. En 2019, los turistas alemanes gastaron en las islas unos 4.600 millones de euros, unos 165 millones menos que el año anterior.

En 2020, España en su conjunto recibió 2,41 millones de turistas alemanes -lo que colocó a Alemania en el tercer mercado emisor-, mientras que en 2019 los visitantes procedente de ese país alcanzaron los 11,18 millones, cifra que fue incluso mayor en los tres años anteriores.

Más noticias de Política y Sociedad