Público
Público

Las barbaridades de Salvador Sostres, sodomías y otros insultos

El columnista de 'El Mundo' llegó a presumir de sodomizar a ministras de Zapatero. Provocador e insultante, sus comentarios tocan todos los palos, desde el racismo a sus preferencias por las jovencitas, sin olvidar las asanas del yoga, esas “posturitas de señoritas aficionadas”

Publicidad
Media: 3.32
Votos: 19


MADRID.- Tanto va el cántaro a la fuente, que El Mundo ha anunciado que prescindirá del columnista Salvador Sostres en su nueva etapa editorial que dirige David Jiménez.

Salvador Sostres Tarrida (Barcelona, 1975) es un escritor provocador y mordaz que ha protagonizado numerosas salidas de tono. He aquí una selección de sus 20 mayores barbaridades… Aunque hay más:

"En Barcelona queda muy hortera hablar en español, yo solo lo hablo con la criada y con algunos empleados. Es de pobres y de horteras, de analfabetos y de gente de poco nivel hablar un idioma que hace un ruido tan espantoso para pronunciar la jota" (2005).

“Seis gintónics y yo también cambio de gobierno (...) Señor [Pasqual] Maragall: ¿es alcohólico?" o preguntó al entonces presidente catalán Pasqual Maragall. El político catalán, que lo perdonó en el acto de conciliación, está retirado al padecer Alzheimer. (2008).

“Me sabe mal que Labordeta se haya muerto (…) pero ese gusto por lo rural y por el contacto con la naturaleza no lleva a nada bueno” (con motivo del fallecimiento de José Antonio Labordeta, al que calificaba de “ruralista” y “comunista”. (2010).

“Lo de Haití es una manera un poco aparatosa -pero una manera, al final-de limpiar el planeta. Morir es trágico pero vivir en Haití no puede decirse que sea mucho más agradable. Quiero decir que los muertos de estos días tienen, como mínimo, el consuelo de no tener que seguir viviendo en Haití. Si esto hubiera pasado en Europa sí habría sido un auténtico drama. Haití quién sabe dónde está, quién sabe dónde para. Se puede ser tierno y ser duro. El mundo menstrua y elige el día, el rayo y el lugar oportuno “ (Sobre el terremoto de Haiti, 2010).

"Las chicas jóvenes, de 17, 18, 19, es ahí donde está la tensión de la carne (...) esas vaginas que aún no huelen a ácido úrico, , están limpias, tienen un olor a santidad”. Este comentario privado fue cazado en Telemadrid durante la pausa publicitaria de una tertulia, año 2010. La conductora del programa, Isabel San Sebastián, le advierte en varias ocasiones que se calle que emiten en horario infantil: "hay niños, Salvador" y el apostilla: "Son de Rabat, no te preocupes, ahí llevan todo suelto" (2010).

"Un chico normal de 21 años que está enamorado de su novia embarazada es normal que pierda el corazón y la cabeza de vista, si un día llega a casa y su chica le dice que le va a dejar y que, además, el bebé que espera no es suyo". (Sobre el asesinato de una mujer rumana, víctima de violencia de género, cuya pareja mostró por webcam a la familia de ella su cadáver después de matarla. 2011).

“…Yo quería que fuera por el culo, porque una socialista siempre se ha de vejar, ha siempre de darle escarmiento y al fin y al cabo nosotros somos soldados…” (artículo de su blog, que luego eliminó, y que fue publicado tras la derrota electoral del PSOE en las elecciones del 20 de noviembre de 2011).

“Esta chica no ha muerto: se ha matado. La prueba deportiva en la que participaba tiene mucho más de muerte que de vida y es un desprecio minucioso y exhaustivo de los dones de la Creación” (tras la muerte de Teresa Farriol, Directora General de Autodesk España y Portugal, en una carrera de 84 kilómetros. Año 2012).

“El consenso es una cursilada de abuelas que toman el té y deciden a dónde irán en su próxima excursión del Imserso. La apelación al consenso, en política, es una forma de cobardía, tal vez la más vulgar de todas, sobre todo en estos tan difíciles y que tanta valentía requieren” (2012).

“Las Matemáticas son subcultura y para estas cosas en casa siempre tuvimos empleados” (2013).

"Pilar [Rahola] no es una hija de puta, en serio. No lo es de ninguna manera. Pobre Pilar. Es una verdulera histérica. Es oportunista y mezquina, de una vulgaridad extrema. Resbala por un lodazal de infinitos tópicos y es lo contrario a la inteligencia". (2013).

"Las mujeres no tendrían que poder entrar en los restaurantes de más de 100 euros" (2013).

“El paso siguiente de ir a casa de los políticos es dispararles. El paso siguiente de asediarles en sus domicilios es dispararles a plena luz del día. Si esto es un hombre, Primo Levi. Si es un político, Isabel Carrasco. ¿Qué importa disparar contra alguien si le has negado cualquier humanidad? ¿Qué más da disparar si ya no es alguien y sólo es algo?... Si Ada Colau pudo, en el Congreso y sin que nada le ocurriera, llamar «criminal» al representante de la Asociación Española de Banca, es fácil imaginar que el siguiente paso sea dejarse de adjetivos y pasar a los hechos..." (2014).

Las asanas de yoga son "posturitas de señoritas aficionadas", destacó tras la muerte del maestro Yogacharya B.K.S. Iyengar, ese "selvático charlatán" (2014).

"Lo fundamental en un país son sus ricos y la turba es intercambiable", tras el fallecimiento del banquero Emilio Botín (2014).

“[Ada] Colau está eufórica. [Xavier] Trias está asustado. La destrucción de Occidente se palpa en el ambiente. Hemos subido a probar los ganchos y aguantan nuestro peso muerto. Tú crees que soy un exagerado pero si salváramos la vida sería la primera vez que la extrema izquierda llega al poder y no nos acaba asesinando. La nostalgia de Podemos es un espeluznante baño de sangre. (…) El peligro es inminente y el paseíllo es el siguiente paso del escrache. La libertad es un deber y hemos sido muy descuidados” (2015).

"No es más que un patán que se aprovecha de la ignorancia de la masa para hacerse el listo” [sobre Risto Mejide] (2015)

“Las fantasías catalanas danzan enloquecidas en el caos. No sé si antes he explicado que el protagonista de Los mares del sur muere brutalmente asesinado” (2015).

“Los absurdos elogios, por ejemplo, de Manuel Jabois a Manuela Carmena representan la última estación del columnismo frivolón y falto de cualquier inteligencia, tan propio de los que se creen transgresores y graciosetes cuando en realidad no son más que vieja caspa políticamente correcta, carraca para entretener a chachas y peluqueras” (2015).

Más noticias en Política y Sociedad