Público
Público

Borrasca Filomena Miles de alumnos, a la espera de poder volver a clase por los estragos de Filomena

La Comunidad de Madrid suspende las clases presenciales hasta el 18 de enero para garantizar una vuelta segura a las aulas, mientras que algunas de las regiones más afectadas continúan debatiendo sobre la reincorporación de los estudiantes.

Operarios trabajando en un colegio de Ávila este domingo para quitar la nieve acumulada.
Operarios trabajando en un colegio de Ávila este domingo para quitar la nieve acumulada. RAÚL SANCHIDRIÁN / EFE

agencias

Miles de alumnos de varias comunidades autónomas se encuentran a la espera de regresar a las aulas con motivo de los estragos que aún está causando el temporal de nieve. El temporal ha obligado así a retrasar la vuelta al cole tras las vacaciones de Navidad de miles de niños en las regiones más afectadas por Filomena, que además son las regiones donde se prevé un mayor descenso de las temperaturas.

Según han advertido en numerosas ocasiones las autoridades, la nieve acumulada se convertirá ahora en hielo, agravando el riesgo de caídas y desprendimientos, e imposibilitando el transporte, sobre todo por carretera.

Durante este lunes, cerca de 22.000 alumnos de Infantil, Primaria, Educación Especial, Bachillerato y Formación Profesional se han visto afectados por la suspensión de las clases este lunes en 33 municipios de la El País Valencià a causa de la ola de frío y nieve.

Tres de estas localidades se encuentran en la provincia de Alacant, con 5.400 alumnos afectados; 16 en la de Castelló (1.600 alumnos) y 14 de la de València (14.600 alumnos). De momento, algunos ayuntamientos han adelantado su decisión de suspender también las clases durante este martes.

También Castilla y León ha permanecido este lunes con las puertas cerradas a colegios e institutos, aunque no de manera generalizada. Así, la Junta decidió suspender la actividad lectiva este 11 de enero en toda la provincia de Ávila y Soria, incluyendo las capitales, y en centros rurales de Palencia, Segovia, Valladolid, Salamanca y distintas zonas de Burgos debido a los efectos de Filomena.

Tras evaluar el estado de las carreteras y los accesos a los centros educativos de la región, la Junta ha decidido este lunes retomar para el martes la actividad lectiva en toda la Comunidad con normalidad.

Asimismo, Aragón suspendió para este lunes las rutas y clases en los centros educativos no universitarios, tanto para el lunes como para el martes. De momento, el gobierno autonómico ha informado de que se van a preparar los centros para que el miércoles puedan desarrollar la actividad "con total normalidad", mediante la limpieza de los accesos, que corresponde a los municipios, y del interior de los patios.

Igualmente, el Gobierno de Castilla-La Mancha decretó la suspensión de la actividad docente los dos primeros días de esta semana. En una reunión a principios de la semana, el Gobierno valorará si las suspensión de la actividad lectiva se extiende mas allá del 12 de enero a causa del temporal.

De momento, el Ejecutivo regional no descarta alargar el cierre de los centros educativos de enseñanzas no universitarias de la región más allá de este lunes y martes por las inclemencias meteorológicas, decisión que se tomará en función de la evolución del temporal. En concreto, no se descarta ampliar la suspensión de las clases de forma total o de forma comarcalizada.

Por otro lado, aunque la Generalitat no suspendiese la actividad docente, un total de 53 centros educativos en Catalunya no han podido abrir este lunes, primer día del segundo trimestre lectivo, por los estragos del temporal, la mayoría de ellas por falta de suministro eléctrico.

Por ello, más de 3.000 alumnos se han tenido que quedar en casa en las comarcas de Lleida, Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Girona. Además, 14 comarcas han tenido que restringir de forma parcial o total sus rutas de transporte escolar.

Madrid suspende las clases presenciales hasta el 18 de enero

Todos los centros educativos de la Comunidad de Madrid seguirán cerrados hasta el lunes 18 de enero para "arreglar desperfectos y garantizar una vuelta segura a las aulas tras el temporal de nieve y frío", según ha anunciado la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso.

En su cuenta de Twitter, Ayuso ha informado de la prolongación del cierre de los colegios, institutos y universidades, previsto inicialmente para este lunes y martes, y ha añadido que las clases serán telemáticas desde el miércoles 13 de enero, aunque algunos centros ya habían comenzado el lunes con esta modalidad.

La medida afectará a los 1.227.165 alumnos en los 3.344 centros educativos de la región, tanto de titularidad pública como privada, existentes este curso escolar en la Comunidad de Madrid.

La Comunidad, que ha sido una de las grandes afectadas por el temporal que azota a casi todo el país, ha tomado esta decisión tras conocer los primeros informes de la Consejería de Educación y Juventud y los desperfectos que ha causado el paso de la tormenta Filomena.

El principal motivo para prolongar el cierre ha sido ha dificultad para garantizar de acceso y transporte a los centros educativos, así como la seguridad de los alumnos tras los desperfectos causados en las infraestructuras de los centros. 

Más noticias de Política y Sociedad