Público
Público
Únete a nosotros

Brecha salarial El 91,4% de los directores generales de España son hombres

Las mujeres ocupan el 16,2% de los puestos en las juntas de dirección, un cuatro por ciento menos que el dato publicado en 2008.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

Una mujer trabajando en una oficina. EFE/Archivo.

Las mujeres representan el 8,6% de los directores generales de España, mientras que los hombres suponen el 91,4% restante. Además, dentro de las áreas funcionales clásicas, solo destaca la presencia femenina en recursos humanos con un 32,2%, seguida de la dirección financiera con un 19,5%.

Estos son los datos arrojados por el estudio que publica ‘Talento femenino 2019. Diferencias salariales y cuota de presencia femenina’, presentado por ICSA Grupo y EADA Business School.

El dato incrementa levemente cuando se habla de puestos en la dirección, ya que las mujeres ocupan el 16,2% de los puestos en España, lo que significa una mejora de más de 4 puntos respecto a 2016, que alcanzó el 11,8%. En el inicio de la crisis –año 2008– la mujer ocupaba casi el 20%.

En cifras absolutas, el estudio añade que la retribución media actual de un directivo es de 82.763 euros brutos anuales mientras que la de su homóloga femenina es de 71.271. Es decir, que los directivos ganan un 16% de media más que sus homólogas femeninas.

Descenso escaso de la desigualdad

Se puede apreciar un descenso en la diferencia salarial entre las directivas y directivos de un 2% en los últimos dos años, aunque la crisis trajo una etapa muy negativa para la igualdad en las nóminas. 

Las mujeres cobraban un 16,5% menos en 2010 y en 2011 se consiguió reducir la brecha hasta un 12% en las presencias directivas. Sin embargo, lejos de seguir esa tendencia, 2012 trajo un incremento en la diferencia de hasta puntos, subiendo un 17,3%. 

En un estrato menor que el de dirección, los datos tampoco hablan en favor del equilibrio salarial. 

La afiliación femenina a la Seguridad Social tocó techo durante 2018. A finales de año había 8.826.470 mujeres en alta laboral, una cifra nunca antes alcanzada. No obstante, la tasa de ocupación femenina (porcentaje de mujeres con trabajo sobre el total) era claramente inferior a la de los hombres. Concretamente, el 57,8% frente al 70,1%, con una diferencia de 11,3 puntos.

En ningún puesto de las plantillas laborales la mujer llega al 50% del total. En el rango de empleadas, el mejor dato se dio en 2013 –46,4%–, pero desde entonces sólo ha descendido, mientras que en altos mando y directivos, ha ido levemente en aumento. 

Puedes leer el informe completo aquí. 

Más noticias en Política y Sociedad