Público
Público

Caza Detenidos dos cazadores furtivos que habían matado ilegalmente dos corzos y un gato montés en Burgos

Se investiga a una tercera persona por tenencia ilícita de armas.

Investigan a un furtivo de Cantabria por cazar un corzo en el parque natural 'La Montaña Palentina'
imagen de archivo de una investigación de la Guardia Civil sobre furtivismo en Cantabria. /SEPRONA-Archivo

La Guardia Civil ha detenido a dos personas como presuntas autoras de dos delitos contra la flora y la fauna y un delito de tenencia ilícita de armas. Además, una tercera persona está siendo investigada por tenencia ilítica de armas.

Según informa el Instituto Armado en una nota de prensa, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) tenía sospechas de que varias personas vecinas de la comarca podrían estar llevando a cabo prácticas furtivas en la zona. La presencia de cuerpos descabezados y la información recabada permitió centrar las sospechas sobre un determinado tipo de vehículo.

Se trataba de un todoterreno que se desplazaba por caminos y carreteras secundarias, peinando los parajes de la comarca burgalesa, en busca de trofeos de estos cérvidos, para satisfacer un posible mercado negro.

A raíz de estos seguimientos se interceptó el vehículo que circulaba por un camino y en el que viajaban dos personas que vestían con ropa de caza y que fueron identificadas. No daban fiabilidad del motivo de encontrarse allí, entraban en contradicciones y mostraban un inusual nerviosismo, que se acrecentó al localizar un cartucho de caza en la ropa.

Un gato montés y dos cabezas de corzo

Los agentes rastrearon del paraje y encontraron dos cabezas de corzo ocultas entre las ramas de un enebro y en un arroyo el cadáver de un gato montés, especie protegida para la caza, al que habían extraído la cola. Se registró el vehículo y se localizaron pertrechos usados en la caza a rececho de este animal: unos prismáticos, un telescopio, un telémetro y tres cuchillos con resto de sangre.

Además, entre el respaldo de los asientos posteriores y el fuselaje, se localizó un rifle de caza de reducidas dimensiones, municionado con un cartucho introducido en la recamara y con un silenciador, utensilio prohibido para la caza en España, como lo es un visto térmico que también transportaban.

Estos dos hombres han sido detenidos como presuntos autores de dos delitos contra la fauna y la flora, y uno de ellos también por tenencia ilícita de armas. Una tercera persona, a la cual pertenece el rifle intervenido, está siento investigado.

Las cabezas, el cuerpo del gato montés, así como el arma y el resto de artilugios para la caza han sido intervenidos y el SEPRONA ha instruido las diligencias que serán entregadas en el Juzgado de Instrucción de Lerma.

Más noticias