Público
Público

El 'chino facha' cambia de bar: ahora su taberna se llamará 'Una, grande, libre'

Chen Xianwei denuncia que tiene que dejar el bar Oliva, ubicado en el distrito de Usera en Madrid, el próximo 31 de marzo porque la empresa propietaria del local no quiere alquilárselo a un fascista. La empresa dice que no es por su ideología, sino porque el edificio no ha superado la Inspección Técnica de Edificios y hay que hacer obras. En cualquier caso, el chino facha ya se ha comprado otro local a 400 metros. 

Chino facha
Una imagen de archivo del 'chino facha' en su bar.

Público

Chen Xianwei, más conocido como el chino facha y por regentar el Bar la Oliva en en la calle Antonio López de Madrid, todo un templo dedicado al franquismo más rancio, denuncia en El Confidencial, en una información firmada por David Brunat, que el próximo 31 de marzo tendrá que dejar su famoso bar porque la empresa propietaria del local no le quiere renovar el contrato de alquiler por su ideología fascista. 

"Me han dicho dos veces que no me renuevan el contrato porque no quieren fachas en su edificio. El propietario es un argentino que no quiere hablar conmigo al teléfono. Me han dicho que si quiero quedarme tengo que pagar 5.000 euros más IVA cada mes. Ahora pago 1.700 euros", cuenta este inmigrante chino de 41 años que en su rudimentario español, pese a llevar 20 años en España, pronuncia un discurso con todos los clichés de la ultraderecha española. Tal es su compromiso con el franquismo que ha puesto a uno de sus hijos el nombre Franco y hasta ha sido condecorado por la Fundación Francisco Franco por alabar al dictador.

Chen Xianwei denuncia discriminación ideológica, pero hay otra versión de los hechos: la de empresa propietaria del edificio, que asegura que  el edificio no ha superado la Inspección Técnica de Edificios (ITE) y que se tienen que realizar obras. "Vamos a poner andamios y adecuar el edificio a las exigencias del ayuntamiento. Ese es el único motivo. Nadie más va a alquilar hasta que lo completemos", ha declarado un portavoz de la empresa a El Confidencial. Xianwei lo niega e insiste en que le expulsan por ser franquista.

En cualquier caso, el chino facha no tiene muchos motivos para preocuparse: se ha comprado otro local a 400 metros de donde está ahora para montar otro bar que que se llamará Una Grande Libre

El bar Oliva, cuya fachada está pintada con los colores de la bandera de España también es conocido porque en ese lugar se produjo una agresión racista contra una militante de Podemos. Así al menos lo denunció el partido morado en 2018.

Más noticias