Público
Público

Los cinco de Usera Uno de los acusados por parar el desahucio de Usera: "La versión policial no tiene nada que ver con la realidad"

Los cinco activistas se enfrentan a una petición de un año y seis meses de prisión por atentado contra la autoridad y por haber tratado de frenar un desahucio en 2014 en el barrio madrileño de Usera. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Un niño sujeta un cartel en una concentración contra un desahucio. EFE

Cinco activistas antidesahucios se sentarán este martes en el banquillo de los juzgados de lo Penal de Madrid por tratar de evitar un desahucio en Usera en junio de 2014, han informado colectivos antidesahucios en sus redes sociales. Los hechos se produjeron en 2014 cuando colectivos antidesahucios intentaron paralizar el desahucio de una familia, un matrimonio y sus tres hijos menores, en el madrileño barrio de Usera. Hubo una carga policial y seis personas fueron detenidas. 

Los acusados se enfrentan a una petición de un año y seis meses de prisión por atentado contra la autoridad. Diferentes colectivos antidesahucios se han concentrado esta mañana para mostrar su apoyo a las personas que serán juzgadas en la sede de la calle Albarracín 31.

A las puertas de los juzgados, Jorge Aranda, uno de los cinco activistas, se ha mostrado "tranquilo" y ha declarado que "la versión policial no tiene nada que ver con la realidad". El acusado, en declaraciones a la web 404 Comunicación Popular, opina que todo el proceso judicial abierto se "ha montado" para "tapar" la realidad "indignante" del desahucio de una familia de cinco personas con tres menores. 

Algunos activistas se han concentrado frente al juzgado para dar apoyo a los acusados. Desde la Asamblea de Carabanchel han explicado que "el hecho de parar un desahucio no es un delito, el delito es que las familias queden en la calle". Asimismo, una de las portavoces ha acusado a la Policía de haber hecho una denuncia falsa y apunta a los vídeos y fotografías que demuestran que ninguno de los cinco acusados agredieron a las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Mientras los cinco activistas se sientan en el banquillo, decenas de personas vinculados a los colectivos en defensa de la vivienda se manifiestan a las puertas del tribunal al grito de "no es delito parar un desahucio"

Más noticias en Política y Sociedad