Público
Público

Varias comunidades pedirán a Sanidad un calendario unitario para empezar a quitar las mascarillas a partir del 1 de julio

La Comisión de Salud Pública está estudiando este martes dar el visto bueno a eliminar la obligatoriedad del uso de mascarillas en exteriores, aunque es el Gobierno el que tiene que cambiar la ley para que sea posible.

Varias mascarillas son expuestas para su venta en una tienda del centro histórico de Valencia mientras algunos partidos políticos han abierto el debate sobre el fin de la mascarilla obligatoria al aire libre.
Varias mascarillas son expuestas para su venta en una tienda del centro histórico de Valencia mientras algunos partidos políticos han abierto el debate sobre el fin de la mascarilla obligatoria al aire libre. Biel Aliño / EFE - archivo.

El fin de las mascarillas al aire libre volverá a ponerse sobre la mesa en las reuniones que se celebran este martes y miércoles entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad. Varias regiones pedirán que se prepare ya un calendario unitario para empezar a relajar la obligatoriedad del uso de mascarillas en todos los espacios: la idea es que primero no haya que llevarlas al aire libre en espacios en los que no hay aglomeraciones como en el campo, la playa o calles en las que hay espacio para mantener las distancias de seguridad social. La pretensión es que esto sea posible en torno al 1 de julio, cuando se espera que esté vacunado más del 50% de la población —ahora hay un 45%, según los datos de Sanidad de este lunes— y varios países del entorno, como Francia, también apliquen esta medida "si las condiciones lo permiten".

Esta es una de las flexibilizaciones de la pandemia más esperada y que ahora se está planteando prácticamente en todos los lugares en los que se está avanzando con la vacunación. En España lleva una semana el debate sobre la mesa, tanto en la Comisión de Salud Pública como en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, aunque para que sea definitivo será el Gobierno el que tendrá que cambiar la Ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el covid-19.

Pero, pese a que el debate lleva tiempo teniendo lugar entre las autoridades sanitarias, no ha habido grandes avances. Por esto, varias comunidades plantearán esta semana que hay que definir de forma rápida un calendario claro y unitario para establecer cómo son los pasos. Aunque se han planteado varias opciones, ya parece claro que lo más viable es que esto tenga lugar a la vez en todo el país.

Sanidad prevé retirar la mascarillas  de manera progresiva en los lugares de menos riesgo

El País Valencià será una de las regiones que defenderá que se acaben las mascarillas en la playa y en el campo a partir del mes de julio, tal y como ha manifestado Ximo Puig. Sin embargo, fuentes de la Generalitat añaden a Público que ellos optan porque se siga manteniendo la obligatoriedad en entornos urbanos concurridos y grandes ciudades ya que creen que una relajación en estos espacios podría conllevar que también se utilizara menos en el interior de los sitios, algo que está descartado a día de hoy. Este es, además, uno de los planteamientos que también defienden los técnicos del Ministerio de Sanidad.

Esta misma línea defenderá Castilla-La Mancha. El presidente socialista Emiliano García-Page ya lo ha puesto sobre la mesa en varias ocasiones y esta semana desde la Consejería de Sanidad añadirán que se debe realizar con un calendario claro y unitario para todo el país. De igual manera lo ven bien las fuentes consultadas de Castilla y León, insistiendo en que es algo que se debe llevar a cabo a la vez en todo el país. Mientras que desde las consejerías de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Murcia y Extremadura también creen que julio parece la fecha más oportuna para comenzar este proceso.

Hasta el momento, las comunidades de Balears y Andalucía han sido las que se han mostrado más reacias a esta medida. Sin embargo, desde ambas regiones tampoco se oponen y coinciden en que lo mejor es tener todo preparado para que esto se pueda llevar a cabo y, si hay un cambio inesperado de la evolución de la incidencia, poder aplazarlo.

Con todo, parece que el esperado anuncio no tardará en llegar, aunque lo más probable es que esta semana solo se avance en el calendario y el plan para que esté listo de cara al 1 de julio. En este sentido, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado que se está esperando "el momento oportuno". "Será pronto aunque la fecha concreta no podemos avanzarla ahora de ninguna manera. Se está planteando, como en Francia y Alemania, hacer un inicio progresivo en los lugares de menos riesgos y, según se vaya ampliando la población vacunada, seguir ampliando los sitios", ha indicado en rueda de prensa.

En efecto, el fin de las mascarillas en todos los sitios aún no está cerca, sobre todo para espacios interiores, incluyendo transporte público. Esto dependerá de cómo avance la vacunación y puede ser incluso después de septiembre.

Más noticias