Público
Público

La Manada Condenado a dos años de cárcel por difundir una imagen de la víctima de La Manada mientras era violada

El joven ultraderechista, culpable de un delito de revelación de secretos y otro contra la integridad moral, la llamó "golfa borracha" en su cuenta de Twitter.

Vista de los cuatro miembros de La Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo, José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero durante el juicio por los hechos acaecidos en Pozoblanco que se celebra en la ciudad de la Justicia de Córdoba. EFE/Rafa Alcaid
Vista de los cuatro miembros de La Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo, José Ángel Prenda, Antonio Manuel Guerrero y Jesús Escudero. EFE/Rafa Alcaide

público

El juzgado de lo penal número 4 de Pamplona ha condenado a dos años de cárcel al acusado por difundir una fotografía de la víctima de La Manada mientras estaba siendo violada por este grupo en los San Fermines de 2016. 

En la imagen publicada en Twitter se observa cómo la joven estaba siendo vejada por José Ángel Prenda, uno de los condenados a 15 años de prisión por las agresiones sexuales. Además de colgar este contenido en su perfil, el hombre de unos treinta años e ideología ultraderechista la insultó y acusó de mentir en su denuncia.

"La chica supuestamente violada por La Manada ha pedido que no se difunda esta imagen porque quizá pensemos que solo era una golfa borracha...", escribió junto a la fotografía.

El tribunal lo considera culpable de un delito de revelación de secretos y también por otro contra la integridad moral, ha adelantado el diario El Periódico

Revictimización de la joven agredida

La publicación, que estaba incluida en el sumario del caso y prohibida por la Audiencia de Navarra, originó 64 comentarios, 13 likes y fue compartida 16 veces.

El juez considera que el acusado utilizó el fotograma para perjudicar a la víctima, asegurando que "la denunciante se ha visto ridiculizada y avergonzada". 

La joven agredida, que pudo ser identificada por terceras personas, tuvo que someterse a tratamiento psicológico y mudarse al extranjero durante tres meses tras la reivictimización provocada por la difusión de la imagen en redes sociales.

Además de la pena de prisión, la sentencia también ordena al condenado a pagar una indemnización de 6.000 euros por el daño moral causado y una multa de 4.680 euros.