Público
Público

Fake news en Twitter Conservador, mayor y políticamente activo: perfil del divulgador de noticias falsas, según un estudio

La investigación publicada en la revista Science, desvela que tan sólo un 0,1% de los usuarios de Twitter analizados distribuyeron el 80% de las noticias falsas durante las elecciones de Estados Unidos de 2016.

El presidente de EEUU, Donald Trump. REUTERS/Joshua Roberts

EFe

Una pequeña fracción de usuarios de Twitter, de tendencia conservadora, concentró la gran mayoría de interacciones relacionadas con la desinformación y difusión de noticias falsas durante las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU. Así lo revela un estudio publicado este viernes por la revista Science

Para realizar este estudio, los investigadores analizaron el comportamiento en Twitter de más de 16.000 votantes registrados en EE.UU. durante la campaña y los comicios presidenciales de 2016 (cuando Trump ganó las elecciones). El análisis de esta muestra desveló que tan sólo una pequeña fracción concentró la gran mayoría de las interacciones que divulgaban información falsa, tal como asegura el equipo de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia que realizó la investigación.

Lo sorprendente de las conclusiones es la tremenda concentración de las noticias falsas en un grupo casi insignificante de usuarios. El grupo de científicos liderados por Nir Grinberg, detectó que tan solo el 0,1% de los más de 16.000 usuarios compartieron más del 80% de las noticias falsas generadas por medios de comunicación que se dedicaba a desinformar y a emitir noticias falsas sin intención de corregirlas. También pudieron determinar que el 80% de esas noticias falsas aparecieron en las las cuentas de solo el 1,1% de los usuarios.

Mirando los resultados desde otra perspectiva, el informe permite afirmar que el 99% de los usuarios analizados no distribuyeron noticias falsas en los momentos más álgidos del año electoral.

El análisis determinó, además, que el perfil principal de estos consumidores correspondía a personas mayores, activas políticamente y de ideas conservadoras. Por otra parte, este trabajo mostró que el consumo principal de noticias políticas, en todos los grupos de usuarios, se efectuó en medios de comunicación populares y de información verídica.

Los autores del estudio calificaron el hallazgo de "tranquilizador" y lo pusieron en contraste con aquellas afirmaciones que aseguran que las noticias falsas generaron más participación que las noticias reales durante dicho proceso electoral.

Para determinar que eran noticias falsas, los investigadores siguieron trabajos anteriores que definían medios de desinformación como aquellos que producen información legítima pero "carecen de las normas editoriales de los medios de comunicación"

Más noticias de Política y Sociedad