Público
Público

Contaminación El Gobierno vasco levanta las medidas preventivas por el vertedero de Zaldibar

Esta decisión ha sido adoptada tras conocerse el resultado de los últimos análisis del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre los niveles de contaminación en la comarca.

20/02/2020.-Un trabajador del URA, Agencia Vasca del Agua, toma muestras donde se produjo el derrumbamiento del vertedero de Zaldibar. EFE/Luis Tejido.
Un trabajador del URA, Agencia Vasca del Agua, toma muestras donde se produjo el derrumbamiento del vertedero de Zaldibar. EFE/Luis Tejido.

EFE

El Servicio Vasco de Salud-Osakidetza ha levantado las recomendaciones preventivas en el entorno del vertedero de Zaldibar (Bizkaia) tras la extinción el pasado martes del incendio que afectaba a los residuos y tras constatar un descenso en los niveles de dioxinas y furanos en el aire de la zona.

Esta decisión ha sido adoptada tras conocer este jueves el resultado de los últimos análisis del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sobre los niveles de contaminación en la comarca.

El departamento de Salud del Gobierno Vasco recomendó el pasado 14 de febrero a los vecinos de Zaldibar, Ermua y Eibar que no hicieran deporte al aire libre y que no ventilaran sus viviendas ante los altos niveles detectados de dioxinas y furanos. 

El vertedero se derrumbó el pasado 6 de febrero atrapando a dos trabajadores, que todavía no han sido encontrados, y provocó incendios entre los residuos que fueron extinguidos el pasado martes, día 18.

Esos fuegos motivaron que, con muestras tomadas el día 9, se detectaran en el aire 700 femtogramos (milbillonésima parte de un gramo) de dioxinas y furanos por metro cúbico, unas cuarenta veces más de los valores normales en una zona urbana.

Posteriormente, se recogieron 9 muestras, entre los días 10 y 16 de febrero, "con el fuego aún activo", principalmente en el barrio de San Lorenzo de Ermua, y también en Eibar y en el barrio Eitzaga de Zaldibar, que fueron enviadas al CSIC para su análisis.

Los resultados recibidos este jueves, según han explicado responsables de Salud Pública del Gobierno Vasco en una rueda de prensa, indican que los niveles de dioxinas y furanos muestran una "clara tendencia descendente", lo que, unido a la extinción del incendio, ha motivado la decisión de levantar las recomendaciones de precaución y prevención dadas la semana pasada a la población del entorno del vertedero.

En realidad, de acuerdo con los análisis del CSIC, las dioxinas se mantienen en algún punto en niveles similares de 700 femtogramos con los que se emitieron las recomendaciones, pero el viceconsejero de Salud Pública del Gobierno Vasco, Iñaki Berraondo, ha destacado que, ahora que el fuego está apagado, es "previsible" que los valores de esos contaminantes vayan bajado de forma "rápida y drástica".

Ante insistentes preguntas de los informadores sobre por qué se levantan las recomendaciones a la población con los mismos niveles de dioxinas en el aire, el viceconsejero ha remarcado que las medidas preventivas se adoptaron cuando el fuego estaba aún activo y no se sabía cuál iba a ser la evolución, pero, al haberse extinguido, ha "desaparecido la fuente de dioxinas", con lo cual "es lógico pensar que la concentración es mucho más baja". Los análisis a las muestras tomadas la semana pasada han oscilado entre 400 y 1.200 femtogramos.

La investigadora del CSIC Begoña Jiménez ha puntualizado que, aunque los niveles de dioxinas puedan parecer elevados si se comparan con los valores normales, realmente "son bajos". "Hablamos de femtogramos", ha indicado la experta, quien ha considerado "desafortunado" que la semana pasada se hablase de que los valores de dioxinas detectados en Zaldibar eran 40 veces mayores que los normales. "Cabe esperar que los valores van a disminuir drásticamente" tras la extinción del incendio, ha añadido Jiménez.

Sobre los picores de garganta y ojos de los que han hablado vecinos de la zona, la investigadora del CSIC ha señalado que no hay ningún estudio científico que asocie esas molestias a las dioxinas y ha añadido que los "malos olores" tampoco pueden relacionarse con las dioxinas, que son "incoloras e inodoras".

Técnicos de Medio Ambiente y de Salud Pública continúan midiendo la calidad del aire y del agua en la zona del vertedero derrumbado. Para mediados de la semana que viene se esperan los resultados de nuevas muestras remitidas hoy al CSIC.

Más noticias de Política y Sociedad