Público
Público

Crece la intensidad sísmica en La Palma y el terreno se eleva 6 cm

El Comité Científico del Pevolca ha recomendado mantener el semáforo de riesgo en amarillo y alertan de que es esperable que ocurran terremotos sentidos de mayor intensidad.

Mirador de Cumbre Vieja, una zona al sur de la isla que podría verse afectada por una posible erupción volcánica.
Mirador de Cumbre Vieja, una zona al sur de la isla que podría verse afectada por una posible erupción volcánica. Europa Press

La superficie de la isla de La Palma se ha deformado unos 6 centímetros en el área en la que se localiza los movimientos sísmicos, el entorno de la Cumbre Vieja, y este miércoles se han registrado algunos sismos de baja magnitud a poca profundidad (entre uno y tres kilómetros bajo el suelo).

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, ha dicho que la intensidad de los movimientos sísmicos que se registran en la isla desde el sábado ha ido en aumento, por lo que no se descarta una evolución rápida "a corto plazo", aunque no hay certeza al cien por cien de que esto ocurra.

Hernández Zapata ha señalado que los cuerpos de seguridad y emergencias están preparados para cualquier incidencia y ha recordado que no es la primera ocasión en que se produce una erupción volcánica en la isla, con la que convivieron "nuestros antepasados". "Vivimos en una isla volcánica y (una erupción) es una de las opciones que se pueden dar", ha enfatizado.

'Semáforo amarillo'

El Comité Científico del Pevolca ha recomendado a la Dirección del Plan mantener el semáforo en amarillo y la situación de alerta para los municipios de la Cumbre Vieja, concretamente Fuencaliente, Los Llanos de Aridane, El Paso y Mazo.

El Comité ha informado que en esta situación es esperable que ocurran terremotos sentidos de mayor intensidad. Los indicadores muestran un registro sísmico intenso, con un ligero desplazamiento hacia el noroeste, con profundidades más someras que en días anteriores, entre 6 y 8 km. Además este miércoles se han registrando algunos sismos superficiales (1-3 km) de baja magnitud y que los datos de deformación superficial han alcanzado un máximo acumulado de 6 cm, predominantemente vertical, en la misma área en la que se localiza la sismicidad.

El Pevolca establece un semáforo volcánico como sistema de alerta a la población basado en cuatro colores en función del riesgo: verde, amarillo, naranja y rojo. En el amarillo se intensifica la información a la población, las medidas de vigilancia y monitorización de la actividad volcánica y sísmica.

Ante esta situación se recomienda a la población que planifique una pequeña mochila o bolsa de viaje por si se determina la evacuación, con teléfono móvil con cargador, medicamentos personales y documentación de importancia .En semáforo amarillo se recomienda también conocer a conocer la red de comunicaciones del entorno en el que reside para una posible evacuación y tener localizada alguna vivienda de familiares fuera de las zonas de riesgo.

En este nivel se refuerza el seguimiento de la actividad para comunicar cualquier cambio significativo que se observe. La población debe estar atenta a los comunicados de las autoridades competentes en Protección Civil, a través de los canales oficiales y los medios de comunicación.

Más noticias