Público
Público

Crisis del olivar Cinco medidas para hacer frente a la crisis del olivar

Los olivareros denuncian la "delicada" situación que atraviesa este gremio como consecuencia de la caída de los precios del aceite de oliva.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Detalle de una rama en un olivar de Jaén. EFE/José Pedrosa

El sector olivarero, representado por ASAJA, COAG y UPA, ha convocado una gran manifestación para este jueves en Madrid para denunciar la "delicada" situación que atraviesa este gremio como consecuencia de la caída de los precios del aceite de oliva

Ante la "gravedad de la situación", los olivareros exigen "mecanismos de autorregulación" de los precios para lograr un equilibrio entre las diferentes cosechas. "Hay que buscar medidas necesarias para evitar el baile de precios que se produce en el mercado", señala a Público Luis Carlos Valero, gerente y portavoz de ASAJA-Jaén. En este sentido, piden "modificar la ley de cadena agroalimentaria para que se tipifique como infracción la venta de pérdidas".

Activar el almacenamiento privado y actualizar los umbrales de referencia es otra de las propuestas del sector. Esto es, la concesión de una ayuda por parte de la Comisión Europea para el almacenamiento privado de aceite de oliva virgen a granel. Actualmente, para que un productor reciba esta ayuda, el precio del kilo debería estar muy por debajo de los dos euros, a tenor de los umbrales fijados hace 20 años. "Si esta medida se activara ahora, significaría que los precios estarían totalmente desplomados, por lo que estaríamos en la ruina", comenta Valero.

También, los agricultores piden el diseño de un plan anual de inspección y control del mercado, dirigido a comprobar el origen, categoría y la "pureza" del aceite de oliva. "Hace falta que las administraciones [española y europea] pongan recursos para revalorizar este sector y promuevan el producto, cuyas bondades son desconocidas tanto en España como fuera. No sabemos distinguir lo que es un aceite de oliva, que es el que más se vende, mientras que es el que peor calidad tiene, comparado con un aceite de oliva virgen extra", matiza Miguel Cobos, secretario general de UPA Andalucía.

Los productores exigen que se reforme la normativa para que se obligue a identificar en la etiqueta el país de origen del producto. Con ello, pretenden evitar que otros países vendan el aceite producido en España con otro etiquetado, como es el caso del aceite exportado por Italia.

Asimismo, solicitan "controlar a través del ministerio de Hacienda el tránsito del aceite importado, las producciones internas y asegurar el origen, calidad y trazabilidad de los aceites nacionales", y es que, según denuncian, en muchos casos "se mezclan unos aceites con otros, dejando de lado la calidad del aceite".

Más noticias en Política y Sociedad