Público
Público

La derecha desarticula la agenda cultural del Gobierno de Carmena 

"Sin Cultura es dictadura" claman los vecinos ante las últimas cancelaciones, como la del espacio vecinal La Gasolinera, en el barrio de La Guindalera.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Grafiti del espacio cultural La Gasolinera en Madrid. / EUROPA PRESS - LA GASOLINERA

El Gobierno del PP está desarticulando la agenda cultural heredada de la gestión de Manuela Carmena en Madrid. La llegada del conservador José Luis Martínez-Almeida al Ayuntamiento ha supuesto la suspensión de varias actividades culturales de forma precipitada.

"Sin Cultura es dictadura" claman los vecinos ante las últimas cancelaciones, como la del espacio vecinal La Gasolinera, en el barrio de La Guindalera. El Ayuntamiento canceló de forma precipitada un concierto solidario con los refugiados que estaba previsto para el pasado sábado bajo el pretexto de que no cumplían con los permisos necesarios. Sin embargo, después llegó el cambio de cerradura para evitar el uso del espacio y pintaron de blanco el grafiti de la entrada.

Los organizadores denuncian la postura del nuevo consistorio y exigen la reapertura del espacio que abrió sus puertas en marzo de 2017 tras años como solar abandonado, concretamente desde 2010, en lo que antes era una gasolinera.

'El emperador desnudo' no se pudo proyectar

El documental El emperador desnudo no se pudo proyectar porque el Gobierno de derechas -que llegó gracias a un pacto con Ciudadanos y Vox- aseguraba que no se cumplían los requisitos. El autor, Pedro Herrero, asegura que todo estaba listo para que se proyectara en el Campo de Cebada, en el barrio de La Latina, como aprobó el anterior Gobierno.

Los espectadores pudieron disfrutar del documental el pasado sábado después de que se tuviera que trasladar el evento al espacio autogestionado del distrito de Lavapiés Esto es una plaza.

Al PP tampoco le gusta el tango

Otro de los eventos eliminados por el Gobierno del conservador Almeida son las clases de tango gratuitas en Ópera. Según denuncian a través de Twitter, el permiso no les fue concedido porque no lo solicitaron con la antelación suficiente. En la denuncia aseguran que el consistorio exige 40 días de antelación pero que ellos siempre lo habían hecho con diez.

Más noticias en Política y Sociedad