Público
Público

El descenso diario de muertes y contagios da paso a una nueva etapa de la emergencia

La cifra de fallecidos diarios cae por cuarto día consecutivo. Sanidad avanza que la tasa de crecimiento disminuye en todas las comunidades autónomas y que se entra en una nueva fase para confirmar la ralentización y en la que la detención precoz de los casos será clave.

Una ambulancia llega con un enfermo a las urgencias del Hospital Lucus Augusti, en Lugo. EFE/Eliseo Trigo
Una ambulancia llega con un enfermo a las urgencias del Hospital Lucus Augusti, en Lugo. EFE/Eliseo Trigo

beatriz asuar

La tendencia a la baja se confirma un día más. Este lunes se contabilizaron 13.055 muertos por coronavirus tras sumar otros 637 fallecidos en las últimas 24 horas, un 5,1% más. Es el número diario más bajo desde el pasado 24 de marzo y es la cuarta jornada en la que se refleja este descenso. Un dato que permite que el Ministerio de Sanidad trabaje en una nueva fase en la que ya la vigilancia no se centrará solo en los casos graves y en los trabajadores sanitarios y esenciales.

También se han registrado 4.273 nuevos contagiados, que ya alcanzan la cifra de 135.032 en todo el país. Pero el ascenso es del 3,2 %. Hace una semana este incremento se situaba en torno al 10%. También se estabilizan los casos hospitalizados (59.662) e ingresados en UCI (6.931) y la disminución llega ya "prácticamente" a todas las comunidades autónomas, según el Ministerio de Sanidad.

Más allá de la tendencia, el dato más positivo es que ha conseguido reducirse el número reproductivo básico del contagio. Esto significa que cada infectado contagia solo a una persona (o menos en algunas comunidades autónomas), uno de los grandes objetivos para controlar la curva. También que se ha alcanzado la cifra de 40.037 curados en todo el país, casi un 30% de los casos notificados. 

Evolución diaria del coronavirus en España./ Ministerio de Sanidad

Una evolución preocupante es la del profesional sanitario. Hasta 19.400 trabajadores están contagiados y, según Sanidad, un 10% de los casos ha estado o está ingresado. Los sanitarios continúan sin tener material de protección suficiente y este es el principal motivo por el que continúa creciendo a un ritmo preocupante el virus en el sector. España lidera la tasa de contagios desde hace dos semanas. Esta ha seguido aumentando y ahora se sitúa en el 14% del total de los casos.

María José Sierra, jefa del Área del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha explicado estos datos durante la rueda de prensa del comité técnico y ha sostenido que se confirma la tendencia descendente. Sin embargo, las cifras hay que valorarlas con cierta precaución por los posibles retrasos de notificaciones derivados del fin de semana y es posible que este martes los datos aumenten. 

Casos acumulados por fecha de notificación./ Ministerio de Sanidad

El ministro Salvador Illa también ha defendido que las medidas llevadas a cabo se notan en estos datos: "El 15 de marzo teníamos una media de incremento de casos del 22% de los casos y ahora es del 3%. Esto demuestra que han funcionado", ha sostenido en una rueda de prensa posterior a la del comité técnico del coronavirus. 

Nueva fase con la detención precoz como objetivo

Según ha reconocido Sierra, la estrategia de vigilancia hasta ahora se ha centrado en los casos graves, en el personal sanitario y en el esencial. Los datos que confirman la fase de estabilización abren una nueva etapa "larga" y que aún se está "planificando" pero que tiene la detención precoz como principal objetivo.

Además, esta semana es clave para asegurar la ralentización. "Estamos concluyendo si no hemos concluido ya la primera etapa de llegar al pico. Ahora toca trabajar y actuar con prudencia en la segunda fase de la pandemia", ha explicado el ministro Illa.

Aquí los test serán la clave y lo que permitirá una mejor o peor acción. "La estrategia se centrará en la detención precoz de los casos (también de los leves) para aislarlos y evitar que aumente la circulación del virus. Se utilizarána las pruebas de PCR y los test rápidos. Las pruebas PCR son las más fiables por lo que vamos a producir más para tener mayor capacidad", ha explicado Sierra. 

La otra clave será conocer cómo circula el virus y contabilizar los pacientes que han pasado por la enfermedad. "Para esto se diseñan estudios y se van a utilizar test rápidos", ha recordado Sierra. Un paso que avanzó ayer y que aún no está definido, pero otros países ya están aplicando. Para esto son necesarios los test serológicos cuyo resultado indica si la persona tiene o no anticuerpos del coronavirus y, por tanto, si ya está protegida ante la enfermedad.




Más noticias de Política y Sociedad