Público
Público

Desescalada coronavirus El Gobierno permitirá cazar en Fase 1 a partir del lunes

Hasta el momento, la actividad cinegética estaba restringida a la Fase 2 de desescalada, pero el Ministerio de Sanidad ha rebajado las restricciones en una orden publicada este sábado en el Boletín Oficial del Estado.

Imagen de un cazador junto a su perro. EFE/Archivo
Imagen de un cazador junto a su perro. EFE/Archivo

público

El Ministerio de Sanidad rebaja las limitaciones a la caza. Así evidencia la orden ministerial publicada este sábado en el Boletín Oficial del Estado, con la que se permite practicar actividades cinegéticas y de pesca en todas las zonas del Estado español que estén en la denominada Fase 1 de desescalada.

Hasta ahora, la caza deportiva estaba restringida a la Fase 2. Sin embargo, durante la última semana, organizaciones cinegéticas como la Federación Española de Caza han presionado para que se permitiera salir al campo en la anterior etapa de desconfinamiento.

Tanto es así, que algunas organizaciones del sector se reunieron el pasado jueves con el Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Planas, para poner sobre la mesa su petición.

La orden, que entrará en vigor a partir del lunes, informa de que queda permitida la actividad cinegética "en todas sus modalidades",  siempre
que "se respete la distancia de seguridad y las medidas de higiene y prevención
fijadas por las autoridades sanitarias". La misma observación se aplica para la pesca deportiva.

Las condiciones de higiene, que quedan definidas en el artículo 50 de la orden, obligan a usar mascarilla "cuando no sea posible respetar la distancia de seguridad establecida" y pone como requisito la "desinfección del vestuario después de su uso". Asimismo, la norma prohíbe que los cazadores y pescadores compartan sus utensilios o comida durante la actividad. 

La actividad cinegética ha estado sujeta a polémica durante el estado de alarma, ya que, pese a estar prohibida su práctica, determinados Gobiernos autonómicos emitieron sus propias ordenes de excepcionalidad para abrir la veda a la caza, alegando sobrepoblación de especies y, con ello, riesgo para las cosechas y el tráfico

Sin embargo, desde los sectores animalistas como PACMA o la Plataforma No a la Caza, denunciaban la ausencia de informes medioambientales que acrediten dicha sobrepoblación

Más noticias de Política y Sociedad