Público
Público

Día del Trabajo Las manifestaciones del Primero de Mayo piden que se forme un Gobierno de izquierda

Los asistentes a las marchas celebradas en decenas de ciudades exigen que se recuperen los derechos de los trabajadores y se luche contra la precariedad y la desigualdad. CCOO y UGT lanzan un mensaje a la CEOE: que no presionen a Sánchez.

Publicidad
Media: 4.23
Votos: 13

Manifestación del 1 de Mayo, Día del Trabajador, en Madrid. / EFE

Bajo el lema La lucha continúa. Más derechos, más igualdad, más cohesión. Primero las personas, CC.OO. y UGT han tomado las calles de más de 70 ciudades españolas para reivindicar que haya una unión de las izquierdas para conformar Gobierno y se recuperen los derechos de los trabajadores y se luche contra la precariedad y las desigualdades instaladas en la sociedad española en los últimos años.

La manifestación del Día del Trabajo ha empezado en torno a las 12 de la mañana en la plaza de Neptuno, teñida de banderas de ambas organizaciones sindicales, a ritmo de batucada y gritando: "Viva la lucha de la clase obrera". Al inicio de la marcha, que finalizará con la lectura del manifiesto en la Puerta del Sol, se han podido leer carteles en contra de las formaciones políticas de derechas y abogando por la igualdad: 'Ni más ni menos, igual'.

Según han confirmado ambas centrales sindicales, este Primero de Mayo es la continuación de la manifestación morada de la lucha por la igualdad de las mujeres en España. Asimismo, ambos representantes sindicales han aprovechado esta movilización para pedir a las empresas que dejen de condicionar las políticas del Gobierno.

Para ambas organizaciones sindicales, es imprescindible que el nuevo Gobierno ponga en marcha un programa de izquierdas que haga frente a las necesidades sociales que existen actualmente en España.

"Las personas de nuestro país que están en el desempleo o que tienen salarios en el salario mínimo interprofesional (SMI), o por debajo, no pueden esperar más tiempo", recuerdan los sindicatos.

Tanto CC.OO. como UGT creen que es el momento de que los beneficios del crecimiento económico lleguen a todas las personas y de que la desigualdad y la pobreza deje de ser un problema "real" en la sociedad española.

A la movilización, además de los secretarios generales de CC.OO., y UGT, han asistido el ministro Fomento en funciones, José Luis Ábalos; el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias; el de Izquierda Unida, Alberto Garzón, entre otros políticos.

'Juego de Tronos' en la manifestación del Día Internacional de los Trabajadores en Barcelona. / EFE

Barcelona exige que se deroge la reforma laboral

En Barcelona se han repetido las exigencias. Antes del inicio de la marcha, en la que miles de personas salieron a la calle para exigir más derechos y empleos dignos, el secretario general de CC.OO. en la comunidad, Javier Pacheco, dijo que una lectura que se puede extraer de estas elecciones es que "hay una mayoría progresista en Catalunya y España" y que el nuevo Gobierno debería derogar la reforma laboral.

Su homólogo en UGT, Camil Ros, afirmó este Día de los Trabajadores que el resultado electoral demuestra que "la gente quiere políticas de izquierdas", pero también diálogo y recuperar el Estado del bienestar. 

CCOO y UGT piden a la CEOE que no condicione a Sánchez

En Madrid, los secretarios generales de ambos sindicatos, Unai Sordo y Pepe Álvarez, han exigido a la CEOE que deje de condicionar la configuración del Gobierno y pedido a la gente que salga a la calle para "hacerse valer" y evitar que las grandes empresas sean las que condicionen las políticas de este país.

Ambos han hecho hincapié también en que el diálogo social y la concentración son "decisivas" en este nuevo periodo. "Emplazamos a la CEOE a corresponsabilizarse con el diálogo social y que deje de ser un lobby social", ha apuntado Unai Sordo (CC.OO.), que ha criticado que la patronal no habló cuando las tres derechas planteaban "la ruina del Estado con una caída de impuestos o cuando había propuestas incomprensibles por parte de la extrema derecha".

Los líderes de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez, en la manifestación del Primero de Mayo en Madrid. / EFE

Asimismo, los sindicatos han recordado que la España que ha votado ha sido para decir que se inclinaban hacia un país progresista. "España quiere hacer frente al futuro desde una posición progresista de izquierdas y por ello instamos al próximo Gobierno a que lo haga", ha apostillado Sordo.

Por su parte, Pepe Álvarez (UGT) cree que la clase obrera española debe ser consciente de que "votando un día no se consigue todo, sino que hay que trabajarlo todo el año".

"Este 1 de Mayo es un grito unánime para exigir un giro en la política", según el máximo representante de UGT, que también aboga por pensar en las personas, el reparto de la riqueza, por impulsar un sistema fiscal justo y equitativo y por derogar las reformas laborales.

Más noticias en Política y Sociedad