Público
Público
BULLYING

Solo un 30% de los niños acosados declara haber recibido ayuda del colegio

El 95% de los entrevistados cree que a consecuencia de la pandemia el acoso se ha trasladado aún más a las redes sociales e Internet. 

Los alumnos atienden las explicaciones del profesor en un aula del IES Gaspar Melchor de Jovellanos en Fuenlabrada (Madrid), en un curso marcado por la covid.
Los alumnos atienden las explicaciones del profesor en un aula del IES Gaspar Melchor de Jovellanos en Fuenlabrada (Madrid), en un curso marcado por la covid. Mariscal / EFE

Uno de cada cinco niños españoles afirma haber sido víctima de acoso escolar, sobre todo mediante burlas e insultos que de manera abrumadora se producen en el colegio, y solo un 30% declara haber recibido ayuda del centro educativo, según un sondeo a más de 2.240 profesores, padres y alumnos de toda España. 

El estudio, de la plataforma Educar es todo y Totto, que ha contado con el apoyo de la asociación No al acoso escolar (Nace), sobre la percepción de la sociedad ante este tipo de violencia, presentado con motivo del Día Internacional contra el Acoso y que incluye la opinión de estudiantes de cinco a 18 años, refleja que el 95% de los entrevistados cree que a consecuencia de la pandemia el acoso se ha trasladado aún más a las redes sociales e Internet. 

Durante su presentación, el sociólogo y autor del estudio, David Martín de la Morena, ha destacado que tres de cada diez padres han tenido constancia de casos de acoso ("bullying", en inglés) en el centro educativo de sus hijos durante este año, y el 70% considera que el confinamiento le ha venido bien a los niños acosados, ya que un 67,5% piensa que así ha habido menos casos. Sin embargo, un 68,5% también afirma que esta situación ha favorecido nuevas formas de acoso.

En cuanto a la vuelta a las aulas tras el confinamiento, el 64% cree que esto ha hecho más vulnerables a los niños acosados, y un 48,5%, que el regreso ha incrementado los casos, ha añadido Martín de la Morena.

Los resultados arrojan, asimismo, que uno de cada cinco niños reconoce, delante de sus padres, haber sido víctima de este tipo de violencia, y sólo tres de cada diez acosados declaran haber recibido apoyo por parte del centro.

El País Vasco, con una de cada tres, es la comunidad autónoma en la que más niños dicen haber sido víctimas de acoso, y Castilla y León, con un 14%, la que menos.

Por otro lado, el 60% de los niños entrevistados se declara muy preocupado por esta cuestión, y un 40% dice haber visto casos de acoso en su colegio y nadie hizo nada.

En opinión del sociólogo, resulta especialmente preocupante que el 73% de los padres y el 54% de los profesores consideren que los centros educativos suelen tratar de ocultar los casos de acoso para evitar una imagen negativa.

En las respuestas hay coincidencias entre profesores y familias acerca de si los centros están preparados para afrontar estas situaciones: más del 70% contesta que no. 

Un porcentaje aún mayor, el 77%, opina que los padres suelen desautorizar a los profesores; el 86% cree que cada vez se dedican menos horas a la educación en casa por falta de tiempo, y el 77% considera que la profesión de maestro no tiene el respeto que merece.

Según el estudio, el acoso mayoritario denunciado por los escolares entrevistados es el psicológico (burlas, motes), seguido del verbal (insultos continuados), el social (exclusión) y el físico (agresiones). 

Padres, amigos y profesores, con un 93%, 62% y 46%, respectivamente, son los que dieron un mayor apoyo ante este tipo de violencia, según las respuesta de los alumnos, que explican que el centro educativo es el entorno donde más se producen estas situaciones (79%), a través de redes (6%), en la calle o de camino a casa (5%) y en parques o áreas de ocio (3,5%).

Durante la presentación, la presidenta de la asociación Nace, Carmen Cabestany, ha apuntado que en la lucha contra este fenómeno lo primero es darle visibilidad y después que todos los agentes se impliquen; por ejemplo, que las fiscalías actúen de oficio y que los inspectores de educación "inspeccionen". 

El catedrático de Psicolobiologia Luis Moya Albiol ha llamado la atención sobre la importancia de educar en empatía para prevenir conductas violentas en el futuro y ha recalcado que muchas veces los niños que ejercen el acoso tienen problemas y carencias que es importante conocer.