Público
Público

OCDE España no es el octavo país del mundo con más test, sino el decimoctavo: esta es la razón

Las cifras españolas sumaban dos tipos de pruebas, las PCR y los tests de anticuerpos, en comparación con el resto de países cuyos datos procedían solo de un método. 

Una sanitaria se realiza un test de anticuerpos por COVID-19, este lunes, en el Hospital Mateu Orfila de Mahón en Menorca. EFE/David Arquimbau Sintes
Una sanitaria se realiza un test de anticuerpos por COVID-19, este lunes, en el Hospital Mateu Orfila de Mahón en Menorca. EFE/David Arquimbau Sintes

público | agencias

El informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de este lunes sitúa a España entre los diez primeros países del mundo que más pruebas del nuevo coronavirus realizan. Una clasificación inflada, ya que las cifras empleadas para llegar a esa conclusión proceden de fuentes diferentes que, al parecer, no estaban midiendo lo mismo.

De hecho, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) corrigió este martes las cifras sobre España, de forma que ya no está en la octava posición de los países miembros con más test realizados, sino en la decimoctava y por debajo de la media.

En un comunicado, la OCDE dijo lamentar "la confusión creada en una cuestión sensible por un debate sobre cuestiones metodológicas" y publicó una nueva tabla comparativa con los datos actualizados de los 36 Estados de la organización tomados de la plataforma Our World in Data (OWID), de la Universidad de Oxford.

Edouard Mathieu, uno de los responsables de Our World in Data, la web de la que la OCDE extrae la información para su gráfico aportada por los ministerios de Sanidad de los países miembros, ha puesto en duda el octavo puesto otorgado España. El experto ha asegurado que sus estadísticas solo contabilizan las PCR, las pruebas diagnósticas más fiables, y que los datos del país también incluían los test de anticuerpos

España queda relegada a la decimoctava posición con 22,3 test por cada 1.000 habitantes, por debajo de la media de 23,1 y de los países que lideran la lista como Islandia (135), Luxemburgo (64,6) o Italia (29,7).

Por su parte, el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría, ha admitido este martes que hay que "ajustar" las cifras españolas que se utilizaron para elaborar el informe sobre el número de países que más pruebas diagnósticas sobre coronavirus realizan.

En una entrevista en Onda Cero, Gurría ha negado haber recibido "presiones" del Gobierno español y ha descartado que exista una "manipulación" de los datos. Además, ha pedido no tratar el ránking como "un concurso de belleza" porque estos "cambian todos los días".

En este sentido, Gurría ha explicado que la OCDE realizó un informe preliminar sin haber recibido los datos de las comunidades autónomas. "Teníamos un proceso en que no había información. No había porque había un problema de las autonomías. Después nos fue facilitada la información y se sumó a esa serie. Si es necesario habrá que hacer ajustes", ha aseverado.

Gurría: "Los ránkings van a ir cambiando, pero no es un tema de si hubo un intento de manipulación"

En esta línea, el secretario general de la OCDE ha insistido en que, en todo caso, lo que "habría que hacer desde el punto de vista estadístico" es incluir "un pie de página" explicando que en la cifra española se estaban sumando dos tipos de pruebas: las PCR y los tests de anticuerpos.

"Si en este caso quizás una cifra donde se acumularon dos tipos de pruebas había un 80% de las cuales habría que haber considerado, habrá que ajustar la cifra y después ya veremos cómo va moviéndose España. Los ránkings van a ir cambiando, pero no es un tema de si hubo un intento de manipulación", ha apuntado. Además, ha asegurado que "no está mal tener las cifras agregadas porque los dos tipos de cifras, de pruebas, son válidos".

Las cifras españolas sumaban dos tipos de pruebas

El secretario general de la OCDE se ha expresado así después de que el Ejecutivo español explicase la madrugada de este martes que remitió al organismo los datos desglosados de los test realizados que le han suministrado las Comunidades Autónomas, con diferenciación de las pruebas PCR y los tests de anticuerpos, y fue la OCDE quien elaboró y publicó "su propio gráfico con tests de diagnóstico conjunto, sin discriminar técnicas". 

Además, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha asegurado este martes que España envió a la OCDE los datos de las pruebas de diagnóstico desglosadas por PCR y test serológicos y que ésta los utilizó "como consideró".

El Ejecutivo español remitió al organismo los datos desglosados de los test realizados que le han suministrado las Comunidades Autónomas

De hecho, el Ministerio de Sanidad se puso en contacto con la OCDE para pedir una aclaración sobre cómo recoge los datos del resto de países y en una primera respuesta se le trasladó la postura sostenida por el propio Gurría: se trata de datos preliminares y este mismo martes se ofrecerá una explicación más detallada.

Así, Gurría ha dejado claro que lleva 15 años al frente de una organización que, a lo largo de 60 años, ha dicho a los países como ven "las cosas". "A algunos países les da mucho gusto, y a otros no tanto", ha apuntado, para negar de nuevo presiones. "Falso, falso, falso", ha enfatizado.

En este contexto, Gurría ha explicado que mantiene un "excelente diálogo" con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero eso no ha influido en el posicionamiento de España en el informe. "No es un tema de presiones ni mucho menos", ha apostillado. 



Más noticias de Política y Sociedad