Público
Público

Covid-19 España es el primer país de Europa que supera el millón de casos de coronavirus

Sanidad ha notificado este miércoles 16.973 nuevos contagios, de los cuales 6.114 se han registrado en las últimas 24 horas.

El Servicio Vasco de Salud y Osakidetza han realizado ese miércoles un cribado masivo en Ordizia, al que están llamados los vecinos de esta localidad guipuzcoana que tengan entre 13 y 40 años. EFE/Gorka Estrada.
El Servicio Vasco de Salud y Osakidetza han realizado ese miércoles un cribado masivo en Ordizia, al que están llamados los vecinos de esta localidad guipuzcoana que tengan entre 13 y 40 años. EFE/Gorka Estrada.

agencias

España ha alcanzado los 1.005.295 contagios de la covid-19 desde que comenzó de la pandemia, de los cuales 6.114 se han registrado en las últimas 24 horas, según el informe publicado este miércoles por el Ministerio de Sanidad, en el que no hay cifras actualizadas de la incidencia del coronavirus en Euskadi por "problemas técnicos".

Respecto a los fallecidos por la covid-19, el departamento que dirige Salvador Illa ha notificado este miércoles 156 más, 575 en la última semana. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 34.366 personas.

Actualmente hay 13.698 pacientes ingresados por la covid-19 en toda España y 1.930 en una UCI, si bien en las últimas 24 horas se han producido 1.860 ingresos y 1.435 altas. La tasa de ocupación de camas ocupadas por coronavirus se sitúa ya en el 11,51 por ciento y en las UCI en el 21,48 por ciento.

De los 6.114 nuevos casos, 2.235 se han localizado en Madrid, si bien 518 en Andalucía, 389 en Aragón, 186 en Asturias, 68 en Balears, 147 en Canarias, 157 en Cantabria, 90 en Castilla-La Mancha, 44 en Castilla y León, 615 en Catalunya, 12 en Ceuta, 71 en Comunitat Valenciana, 365 en Extremadura, 477 en Galicia, 18 en Melilla, 130 en Murcia, 367 en Navarra y 179 en La Rioja.

En cuanto a las muertes, Sanidad ha registrado ya 2.182 fallecimientos en Andalucía (78 en la última semana); en Aragón 1.543 (47 en los últimos siete días); en Asturias 377 (16 en la última semana); en Balears 336 (seis en los últimos siete días); en Canarias 265 (13 en una semana); en Cantabria 247 (seis en los últimos siete días); en Castilla-La Mancha 3.333 (14 en la última semana); y en Castilla y León 3.400 (104 en los últimos siete días).

Además, 5.927 personas han fallecido en Catalunya como consecuencia del coronavirus (ocho en los últimos siete días); en Ceuta se han contabilizado 13 fallecidos desde el comienzo de la pandemia (una en la última semana); en la Comunitat Valenciana 1.702 (26 en los últimos siete días); en Extremadura 660 (17 en una semana); en Galicia 842 (42 en los últimos siete días); en Madrid 10.123 (113 en los últimos siete días); en Melilla 11 (dos en los últimos siete días); en Murcia 274 (cuatro en los últimos siete días); en Navarra 664 (36 en los últimos siete días); en el Euskai 2.027 (37 en los últimos siete días); y en La Rioja 440 (cinco en los últimos siete días).

Entre la incertidumbre y el cansancio

Ni los peores presagios a finales de enero, cuando se confirmó el primer caso de coronavirus en España, vaticinaban el escenario al que se enfrenta el país, con 1.005.295 contagios y 34.366 muertos nueve meses después, sin haber abierto aún la puerta al invierno y sin encontrar la fórmula que frene la expansión de la pandemia.

Cuatro meses después de que comenzara la llamada desescalada, el futuro sigue siendo una incógnita y, más allá de la efectividad comprobada del uso de la mascarilla, pocos se atreven a vaticinar qué medidas en el ámbito social son las más efectivas para evitar que los contagios se disparen.

Tras el estado de alarma, los españoles, que ya acusan un evidente agotamiento, han aprendido a convivir con limitaciones de movilidad, confinamientos de ciudades y comunidades autónomas, restricción de aforos, cierre de bares y restaurantes, teletrabajo, enseñanza online, y ahora también se familiarizan con términos como el 'toque de queda', que nunca hubieran imaginado tener que usar en su vida cotidiana.

Y todo ello en un momento en que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, insiste en que "vienen semanas muy duras" llega el invierno y la segunda ola ya no es una amenaza, sino una realidad en toda Europa.

Más noticias de Política y Sociedad