Público
Público

La Feria Trovam arranca poniendo el acento en la profesionalización y la seguridad laboral de los músicos

Trovam – Pro Weekend, la feria valenciana de la música inaugura hoy su octava edición marcada por la crisis de las actuaciones en directo pero con voluntad de avanzar hacia la profesionalización e industrialización del sector.

La Feria Valenciana de la Música Trovam - Pro Weekend presenta la programación de su octava edición en un acto celebrado en el Teatro Principal de Castellón de la Plana.
La Feria Valenciana de la Música Trovam - Pro Weekend presenta la programación de su octava edición en un acto celebrado en el Teatro Principal de Castelló de la Plana. Trovam - Pro Weekend

"El País Valencià es un país de música, tenemos toda la tradición de las bandas, hay una gran creatividad, tenemos el talento, pero históricamente muchos de nuestros grupos han tenido que marchar fuera porque nos hemos tenido una industria que permita a los músicos profesionalizarse", explica Joan Gregori Maria, director de la Feria Trovam que empieza hoy mismo, y hasta el sábado, en Castelló de la Plana. Una iniciativa nacida, precisamente "para ordenar el sector".

Este año el Trovam llega, como todo pero especialmente el sector de la música en directo, marcado por las medidas sanitarias. Desde la Feria hacen hincapié en que se ha trabajado muy duramente para poder hacer un encuentro presencial con todas las garantías necesarias. "Ya en agosto, cuando las cifras de contagio eran mucho más bajas, hicimos unas previsiones muy conservadoras y prudentes, lo que nos ha permitido, a pesar de las complicaciones de última hora, mantener el grueso de la programación", explica Gregori en Público, después de reconocer que "la semana pasada fue la más dura, un auténtico tobogán", con el Gobierno valenciano anunciando nuevas restricciones.

Precisamente la pandemia ha golpeado de pleno las aspiraciones profesionales de los músicos, altamente dependientes de los espectáculos en vivo. La precariedad se ha disparado en el sector, desesperado por la anulación masiva de conciertos y festivales y la cronificación de la incertidumbre. Quizás por esto, la celebración del Trovam –con casi cuarenta conciertos- ya es un éxito por sí mismo. Gregori avisa que si la profesionalización del sector ya era débil, "con la pandemia se han visto las costuras del modelo" y recuerda que el sector es el que "más ha sufrido la situación, puesto que a diferencia otras artes escénicas, el apoyo público era muy menor".

En este sentido, Marga Landete, directora adjunta de Música y Cultura Popular del Institut Valencià de Cultura, ha querido destacar el esfuerzo de esta institución para tratar de amortiguar el golpe, con el mantenimiento de los festivales de producción propia, el incremento de las ayudas al sector profesional de hasta el 80% y la flexibilización de los criterios para conseguirlas y el lanzamiento del Pla Reactivem (Plan Reactivemos). "Hemos querido dar el mensaje que la cultura ha vuelto y que es segura, por eso hemos programado los conciertos Hola Cultura, en verano y en otoño y hemos hecho de correa de transmisión entre Sanidad y el sector para facilitar la adopción de todas las medidas", explica Landete. Aunque reconoce que el hecho que "no haya una licencia específica para las salas de conciertos nos ha dificultado separar lo que es cultura del ocio, y las últimas restricciones nos han tumbado algunas iniciativas".

Más allá del contexto concreto de la crisis sanitaria, Landete coincide con Gregori en la necesidad de consolidar el sector. "La parte artística está más que cubierta pero falta el tejido económico y empresarial", una carencia que asume que no se resolverá "de un día para otro, puesto que los territorios que están más avanzados nos llevan veinte años de políticas industriales de ventaja", continúa la directora. Un objetivo por el cual la Feria Trovam "es una herramienta importantísima para consolidar el sector".

Conciertos, debates y encuentros

Los debates del Trovam están centrados en buena medida en esta preocupación por la profesionalización y dignificación laboral del músico, con uno especialmente dedicado a la reivindicación del estatuto del artista, que hace veinte años que se reclama su reglamentación, hasta ahora sin éxito.

La parte musical está encabezada por la actuación de Ciudad Jara, el nuevo proyecto de Pablo Sánchez, cantante de La Raíz, Cactus y Maria Arnal. El cartel incluye una quincena de grupos valencianos, con un equilibrio entre géneros musicales, territorios, lenguas y entre grupos emergentes y más consolidados. Entre el resto de bandas valencianas, durante la Feria se podrá oír en directo a Futuro Terror, Tardor, Funkiwis, la cantautora Gem, Laura Esparza y Carlos Esteban, Vienna, Nuc y Néstor Mir. Desde otros territorios llegan las voces de los catalanes Les Nais y Anna Andreu, la mallorquina Maria Jaume, los gallegos Escuchando Elefantes y Kings of the Beach, los vascos Zetak y los portugueses Dois Pois, entre otros.

Trovam también se suma al Año Ovidi Montllor, convocado por el vigésimo quinto cumpleaños de su muerte, y ha programado el espectáculo Ovidi 25, de versiones del cantautor alcoyano cantadas por el cuarteto formado por Borja Penalba, Mireia Vives, David Fernández y David Caño.

Mujeres al escenario

Por segundo año consecutivo, los conciertos que ofrece la Feria serán paritarios, una decisión que Gregori ha querido definir como de "normalidad" y de acuerdo con la responsabilidad que tienen como feria sectorial. Con todo, el director del Trovam reconoce que "queda mucho camino para hacer, aunque ya estamos andando".

La presencia de la mujer a los escenarios valencianos –sea con grupos mixtos o solo de mujeres- ha aumentado mucho los últimos años, en buena parte gracias al activismo de las mismas músicas, sea desde colectivos como Fusa Activa o desde espacios más informales como grupos de Whatsapp y perfiles de redes sociales. "Hay que reconocer que las compañeras han pegado mucha caña a los programadores y ahora esto se tiene mucho más en cuenta –explica Marga Landete, quien también es música de profesión- y nosotros también hemos incorporado este criterio para acceder a las ayudas públicas". Landete también valora la importancia de estos colectivos para que "las músicas se conozcan y haya una convivencia". Y finalmente, avisa: "quizás hasta ahora costaba más que las mujeres se presentaran a ciertos espacios como los premios, por ejemplo, pero está habiendo un cambio generacional importante y las chicas jóvenes cada vez tienen menos complejos".

Más noticias de Política y Sociedad